Reportaje:ESCENAS ESTIVALES

Viaje teatral por España

Aunque nos aten en corto con el trabajo y la hipoteca, somos trashumantes: en cuanto podemos, salimos de estampida hacia los agostaderos. A los cómicos no les queda otra que pescarnos allí. Y para que piquemos, nos proponen espectáculos con gancho. He aquí algunos, agrupados por temas.

El futuro. ¿Se acuerdan del apabullante Rey Lear protagonizado por actores recién licenciados que representó cuatro años ha la Royal Shakespeare Academy Company? Pues la Compañía Nacional de Teatro Clásico y la RESAD hacen suya la idea y ponen en marcha sendas compañías jóvenes, que se estrenan con Las bizarrías de Belisa y Morir pensando matar (Festival de Almagro).

El pasado. Tras la caída del muro berlinés, la economía de libre mercado entró en el Este como elefante en cacharrería. Las nuevas reglas del juego arrinconaron a buena parte de la población criada bajo la órbita soviética. El director letón Alvis Hermanis muestra los platos rotos del capitalismo triunfante en Long Life, montaje hiperreal protagonizado por cinco jubilados, mientras Semolina Tomic reivindica al líder de la revolución rusa en Lenin is mine? (Grec). Esta joven directora croata residente en Barcelona ha recorrido Rusia, Serbia, Estonia, Polonia y Bulgaria buscando los nuevos emplazamientos donde se arrinconan las estatuas del antiguo régimen.

Más información

El doble. El mismo texto en manos diferentes es otro. Y si no, vean Un cuento de invierno, dirigido por Magüi Mira y protagonizado por el británico Will Kean (Sagunto y Olite) y la versión de la misma obra que estrena Ferran Madico, con Pere Arquillué (Camp de Mart y Grec). Todo parecido es pura coincidencia.

Lo nuevo. En 2001, Erika y Omar, dos adolescentes italianos, cosieron a puñaladas al hermano de ella y a su madre, que le imponía restricciones horarias. Marco Calvani, de 27 años, recrea la complicidad de estos asesinos en Le Mani Forti, un inteligente estudio sobre la infelicidad, dirigido por Marc Martínez. Calvani es el benjamín de los jóvenes dramaturgos europeos programados en el Grec: Falk Richter, Mark Ravenhill, Gerard Guix y Àlex Mañas.

Lo inexcusable. No hay playa sin sombrilla ni festival sin Shakespeare. El de Santa Susana (Barcelona) le dedica su programación íntegra, pero el Bardo tiene plato en todas las mesas. El menú incluye un Hamlet francocongoleño y otro representado por una compañía de ópera china de Shanghai (Almagro).

El monográfico. Detrás del Rojas Zorrilla cómico hay un trágico apreciable. En el cuarto centenario de su nacimiento, Almagro representa Del rey abajo, ninguno; Entre bobos anda el juego; Donde hay agravios no hay celos, una antología titulada La ventana Rojas y Morir pensando matar, tragedia de venganza que el equipo de Ernesto Caballero acerca a los cómics de El Capitán Trueno y Conan el bárbaro.

La literatura. King, de John Berger; El perseguidor, de Cortázar, y 2666, de Roberto Bolaño, pueden ser un material escénico de primer orden en manos de Carlota Subirós, Lourdes Barba y Àlex Rigola (Grec).

Los copis. Jorge Damonte, Copi, se hizo popular con La femme assise, serie de viñetas protagonizada por un ama de casa filosófica, una gallina, un periquito y otros personajes delirantes, publicada por Le Nouvelle Observateur. Sus comedias tienen el trazo libérrimo, descastado y mordaz de sus dibujos. Marcial Di Fonzo Bo las pone en escena con una troupe en la que figura Ángel Pavlovski (Grec).

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50