Un asilado político colombiano, en huelga de hambre

Anuar Ortega Mendoza, de 47 años, ex profesor de la Universidad Libre de Bogotá y asilado político en España desde 2004, inició ayer una huelga de hambre. Este refugiado asegura protestar por la supuesta "negligencia administrativa, la indiferencia e insolidaridad" de la Administración española, que según él le "niega la percepción de una ayuda establecida en un programa de apoyo a los refugiados".

Ortega Mendoza se instaló ayer por la tarde en la calle ante la puerta de entrada de la sede en Barcelona de la CEAR- Comisión Española de Ayuda al Refugiado- donde piensa permanecer hasta que las administraciones de Madrid y de Barcelona se pongan de acuerdo, su petición sea atendida y se le conceda un microcrédito para poner en marcha su propia empresa: un gabinete de asesoramiento a inmigrantes.

Este refugiado político, separado, padre de un hijo de 16 años, tuvo que huir de su país el año 2003 amenazado de muerte por los paramilitares colombianos. Un año después, en un procedimiento acelerado, se le concedió el asilo político, lo que en teoría le posibilitaba acceder a diferentes ayudas económicas.

"En el año 2004 solicité a la Administracion, y dentro del programa de ayuda a los refugiados, un préstamo para crear una empresa de asistencia a los inmigrantes, pero por diferentes razones la concesión se ha ido retardando, hasta acabar con los plazos y con mis ahorros", aseguraba ayer.

Anual Ortega afirma que lucha no sólo por sus derechos si no también por los de todos los refugiados politicos de Europa y de España. No es una casualidad que el inicio de su huelga de hambre haya coincidido con la celebración del Día Internacional del Refugiado que se celebra hoy en todo el mundo.

"No soy una excepción. Mi situación no es muy diferente de la que padecen otros compañeros refugiados de España y Europa, que padecen la marginación, el abuso y el engaño y en ningún caso logramos los mismos derechos que disfrutan los nacionales", concluye el asilado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de junio de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50