Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

'Vendetta' en Urbanismo

El Consistorio cierra la oficina técnica del PSOE que investigó a Corulla

Las llaves del equipo técnico adscrito al grupo socialista no pudieron abrir ayer la oficina que desde hace 21 años mantienen los expertos del PSOE en la sede de Gerencia de Urbanismo, en la calle de Guatemala, 13. Los tres técnicos y un auxiliar administrativo que trabajaban en esa dependencia debieron trasladarse al edificio de los grupos municipales, en la calle Mayor, número 69, adonde el Ayuntamiento había enviado los enseres de la oficina tras cambiar las cerraduras.

El Consistorio, que dirige Alberto Ruiz-Gallardón (PP), justificó esta medida, a través de un portavoz, en que este equipo disfrutaba de un "privilegio atípico" que se quería corregir. "No se entiende que los técnicos de la oposición estén en el mismo edificio que el Ejecutivo", agregó.

Un miembro del equipo técnico socialista explicó ayer que la semana pasada recibieron un comunicado del Ayuntamiento para solicitarles que desalojaran las instalaciones. Alegaron, explica, que necesitaban ese espacio y que estaban "de manera interina", pese a que hace más de cinco legislaturas que trabajan allí.

Como el grupo socialista hizo caso omiso de esa petición, la titular de la Secretaría General Técnica, Paula Mato, se presentó con dos agentes de policía en el despacho, para levantar acta de su presencia en el lugar. Argumentó que el equipo no tenía autorización para utilizar las instalaciones. Ayer, cuando fueron a ocupar de nuevo su despacho, los empleados no pudieron abrir la puerta. Aseguran que no recibieron más explicaciones del Consistorio. El portavoz municipal afirmó que se les notificó por escrito que debían marcharse hace 15 días, pero que se negaron a firmar. "Por eso este fin de semana se les ha hecho la mudanza", justificó.

Fuentes del grupo socialista explicaron que este equipo técnico fue el que investigó los expedientes relativos al palacio de Villagonzalo y el frontón Beti Jai, relacionados con la abogada Montserrat Corulla, implicada en el caso Malaya y con la que el propio alcalde reconoció haber tenido una relación "personal". Por eso, desde el PSOE aseguran que se trata de una "venganza" por haber removido esta relación durante la pasada campaña electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de junio de 2007