Los pactos electorales tras el 27-M

El desacuerdo entre PSOE e IU deja Leganés a los populares

La Concejalía de Deportes fue el escollo que impidió que ayer el Ayuntamiento de Leganés (Madrid) mantuviera un alcalde de izquierdas, como ha ocurrido desde hace 17 años. Pese a que la negociación duró hasta poco antes de que se celebrara el pleno municipal, a las ocho de la tarde, PSOE e IU no consiguieron repetir el pacto de gobierno que tuvieron la legislatura pasada, aunque ya entonces, en mayo de 2003, el PP fue el partido más votado.

La popular Guadalupe Bragado se convirtió ayer en la primera alcaldesa de un municipio de más de 180.000 habitantes en la Comunidad de Madrid, aunque lo hará en minoría. Los 12 concejales que logró en las elecciones del 27 de mayo formarán gobierno, mientras que los 11 socialistas y los 3 de IU se verán relegados por primera vez a la oposición. También hay un partido independiente, Uleg (Unión por Leganés), que consiguió un edil.

El ya ex alcalde socialista, José Luis Pérez Ráez, no repitió como candidato, y fue sustituido por Rafael Gómez Montoya, diputado regional. Los socialistas estaban tan convencidos de que éste sería alcalde, que fue llamado por la Ejecutiva federal de su partido para formar parte de la comisión gestora que dirige el Partido Socialista de Madrid (PSM) hasta su congreso extraordinario, en julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50