Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Feroz biografía urbana

La escritora argentina Claudia Piñeiro retrata en Las viudas de los jueves, Premio Clarín de novela en 2005, el pequeño universo de las urbanizaciones de lujo. Un retrato demoledor, construido con la mirada de una agente inmobiliaria.

De entre las voces, la más cercana es la de Virginia Guevara, agente inmobiliario que en su libreta roja anota las características de las casas de sus vecinos en Altos de la Cascada, una urbanización, un country para clase acomodada. En la libreta roja también hay datos sobre el carácter y comportamiento de los propietarios: ¿cómo tratan a sus mascotas, cómo se relacionan con sus hijos o cuáles son sus gustos? Algunos piensan que Virginia va más allá y tiene ficha de infidelidades y fracasos profesionales. Se afirma que los vecinos "temen haber sido incluidos, pero también ignorados", en sus anotaciones. En Las viudas de los jueves, además de Virginia, hay otras voces que hablan con un inquietante "nosotros" que detalla la vida en el country, y que dicen de la alambrada vegetal bien cuidada que no admite setos redondeados, de las calles sin trazado lineal con nombre de pájaro, de las cámaras de seguridad, de que no hay veredas y las casas son diferentes pero idénticas en su concepto de distinción: blancas, rojas (de ladrillo) o con techo de pizarra y con zonas asignadas para cada color. Ése es el escenario. La época transcurre durante la década de los noventa. Es Argentina.

LAS VIUDAS DE LOS JUEVES

Claudia Piñeiro

Alfaguara. Madrid, 2007

246 páginas. 17,50 euros

Claudia Piñeiro (Buenos Ai

res, 1960) obtuvo con Las viudas de los jueves, el Premio Clarín 2005, un galardón merecido porque la autora ha escrito una novela cuyo eco coral deviene en un análisis rotundo y feroz sobre el pequeño universo que se crea en las urbanizaciones de lujo. Los protagonistas de esta novela, los habitantes de Altos de la Cascada, se reafirman mediante signos externos y dimiten de su familia y sus afectos pasados. Así se aíslan del resto del mundo. Un mundo que comienza nada más atravesar la verja, en Santa María de los Tigrecitos, el lugar de donde los del country se abastecen de servicio.

Esta suerte de biografía urbanística contiene un inventario escalofriante de normas de comportamiento: en el golf, el tenis, en la elección de la raza del perro o del colegio de los niños. Los regalos, las cenas, el ocio. Es un acierto contar con Virginia y su libreta roja y con su particular y a veces jocoso distanciamiento, pues la letra no exenta de ironía encamina al lector hacia una lectura voraz. Claudia Piñeiro ha escrito, entre otros, Tuya, finalista del Premio Planeta 2003. Las viudas de los jueves es una novela demoledora y muy recomendable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2007

Más información

  • Claudia Piñeiro