El BBVA venderá varios edificios y la sede en Madrid para crear un centro financiero

La entidad aprovecha los altos precios de las oficinas para construir un campus corporativo

El segundo banco español también quiere sacar el máximo provecho a sus edificios. El BBVA ha decidido poner en venta su sede en Madrid y varios inmuebles para financiar la creación de un centro corporativo en Madrid, dentro del radio de la autovía M-40, probablemente en la zona de Chamartín o Las Tablas. La entidad que preside Francisco González lleva algunos meses analizando alternativas, y ha decidido crear "un campus abierto", es decir, un conjunto de edificios en el que, además, no tendrán cabida rascacielos, por lo que se descarta la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

Más información

Los bancos han sido tradicionales compradores de edificios en los centros históricos de las ciudades. Eran otras épocas, cuando el poder se reflejaba a través de construcciones emblemáticas. Ahora las entidades financieras sólo quieren liquidez para prestar dinero y, además, aprovechar el calentón del mercado de oficinas, que ha subido casi un 20% en el último año y medio. En medios inmobiliarios se interpreta que el sector financiero considera que los edificios de oficinas ya tienen precios altos y no quiere asumir el riesgo de que puedan bajar los próximos meses.

El banco venderá su sede operativa en Madrid -la Torre de Sáenz de Oiza, en el paseo de la Castellana-, además de varios inmuebles, para construir un nuevo campus corporativo en la zona norte de Madrid, previsiblemente en Chamartín o Las Tablas. La operación no está cerrada, pero podría incluir un canje de suelo para el centro financiero por su actual sede madrileña y alguno de los edificios a la venta.

El BBVA quiere agrupar las diferentes sedes de servicios centrales que tiene en la capital de España. Como producto de las compras históricas del Banco de Bilbao, el Banco de Vizcaya y Argentaria, el BBVA cuenta con gran patrimonio inmobiliario. En Madrid dispone del palacio del Marqués de Salamanca, en el paseo de Recoletos; la mencionada Torre de Sáenz de Oiza, en el paseo de la Castellana; otra en el número 14 de la calle de Goya; un edificio más para sistemas en La Vaguada, y otro de informática en Las Rozas. En Bilbao, el BBVA tiene tres sedes, dos de las cuales están a menos de 500 metros. Una de ellas es el edificio de la sede social, en Gran Vía, 1 (que fue la sede del Banco de Vizcaya), y otra en Gran Vía, 12 (que fuera cuartel general del Banco de Bilbao). Además, disponen de otro edificio histórico en la plaza de San Nicolás, en el Arenal de Bilbao.

Este movimiento se conoce después de que el Santander haya decidido poner en venta todos sus edificios por 4.000 millones de euros, con unas plusvalías de 1.400 millones. La operación del BBVA es diferente: lo que quiere es reagrupar a sus empleados dispersos por diferentes edificios para trabajar de una forma más eficiente en un solo espacio físico, como también han hecho previamente el propio Santander y Telefónica. Así, el banco pondrá a la venta algunos edificios y dejará de ocuparlos, mientras que el Santander seguirá manteniendo a los empleados en los que vende. La operación del banco presidido por Emilio Botín se conoce como sale and lease back, es decir, una venta con alquiler posterior y pacto de recompra en un plazo determinado y con derecho de tanteo.

De Bilbao a Madrid

Por el momento se desconoce qué edificios conservará el BBVA para funciones representativas tanto en Madrid como en Bilbao. Según algunas fuentes, el banco se ha dirigido a la Diputación de Bizkaia para ofrecerle el edificio de Gran Vía, 1, sin que se aún haya alcanzado ningún acuerdo. Fuentes del BBVA desmintieron que la entidad tuviera intención de desprenderse del emblemático edificio.

Este movimiento coincide con una polémica decisión de la entidad de plantear el traslado de unos 150 empleados de la capital vizcaína a Madrid. Además, un centenar de subcontratados de Azertia también han dejado de trabajar para el BBVA por el traslado de servicios informáticos a Madrid, pese a las protestas de los sindicatos CC OO, CGT, ELA, LAB y UGT.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50