Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La insulina inhalada llega a España a los ocho meses de aprobarse en EE UU

Más de dos millones de diabéticos podrán beneficiarse de la nueva forma del fármaco

Hace ocho meses que los diabéticos españoles esperan una nueva forma de tomar la insulina que necesitan, desde que en septiembre de 2006 lo aprobó la Agencia del Medicamento estadounidense (FDA), Sin agujas o jeringuillas, como un aerosol de los que usan los asmáticos, la presentación inhalada acaba de ser registrada en España.

La forma inhalada supone la aportación más innovadora y ventajosa, según su fabricante, Pfizer, en el manejo de la diabetes desde que hace 80 años se descubriera la insulina (primero derivada de animal y después obtenida por ingeniería genética). El nuevo sistema viene avalado por diversos ensayos clínicos realizados en más de 2.500 pacientes con diabetes tipo 1 (que siempre requiere insulina y suele aparecer en la infancia) y la diabetes tipo 2 (que precisa o no insulina según los casos y suele debutar a partir de los 40 años). Se trata de una formulación en polvo seco de acción rápida, que se absorbe en los pulmones y se inhala por la boca antes de las comidas.

Dos millones y medio de españoles padecen esta enfermedad, que es la primera causa de ceguera y de insuficiencia renal en los países desarrollados, así como de numerosos procesos cardiovasculares (infarto de miocardio, ictus cerebral, pie diabético o gangrena que conduce a la amputación). El 90% de los pacientes sufren la diabetes tipo 2 y sólo el 10% restante la tipo 1.

Para Susana Monereo, jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del hospital Universitario de Getafe, "se abre un nuevo horizonte en el tratamiento de esta seria enfermedad". Como destacó esta especialista, la aparición de la insulina inhalada en España no sólo va a facilitar su administración por parte del paciente, sino que además va a mejorar sensiblemente su calidad de vida.

El nuevo medicamento ha sido acogido con gran entusiasmo por la Federación de Asociaciones de Diabéticos de la Comunidad de Madrid. Su presidente, Ángel Cabrera, subrayó que la nueva forma de administración aporta asimismo una mayor comodidad, autonomía e independencia para el paciente en viajes y desplazamientos y también en el grupo de los niños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de junio de 2007