Defensa presta un radar a Argentina para atajar el caos aéreo

El Lanza del Ejército del Aire español operará en Buenos Aires durante un año

El Gobierno español ha prestado a las autoridades argentinas, por un periodo de un año, un radar tridimensional del Ejército del Aire para atajar el problema del caos aéreo, que ha convertido el aeropuerto bonaerense de Ezeiza en uno de los más peligrosos del mundo. El radar partió el 21 de mayo desde el puerto de Bilbao a bordo de un buque, cuya llegada a Buenos Aires está prevista para la semana próxima, y debe estar operativo el próximo 1 de julio.

El préstamo del Lanza 3D responde a un compromiso personal del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, con el jefe del Estado argentino, Néstor Kirchner, quien se ha enfrentado a graves problemas de seguridad aérea desde que el pasado 1 de marzo un rayo averió el radar del aeropuerto de Ezeiza, el más importante del país. Los medios de comunicación argentinos se han hecho eco de numerosos incidentes aéreos que han estado a punto de desencadenar la colisión de aeronaves.

La urgencia del caso ha llevado a que el radar militar español zarpase rumbo a Argentina antes incluso de haberse firmado el acuerdo entre los dos Gobiernos que dará cobertura jurídica al préstamo y a la presencia en el país austral de media docena de militares españoles encargados de operarlo.

El Ejército del Aire español dispone de 11 radares tridimensionales Lanza, fabricados por la compañía española Indra, que forman parte de su red de alerta temprana. Diez están desplegados ya en otros tantos destacamentos de vigilancia aérea (EVA), pero el último no podrá instalarse hasta el otoño de 2008, cuando concluyan las obras para acondicionar su emplazamiento, en Villatobas (Toledo) o Villanuela (Valladolid). Hasta entonces, se ha decidido que preste servicio temporal en Argentina.

La operación sólo tiene un precedente similar, aunque a mucha menor escala. En octubre de 2006, con motivo de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Montevideo, el Ejército del Aire español desplegó en Uruguay, por espacio de un mes, un radar Lanza 3D.

A finales de diciembre pasado, la Fuerza Aérea de Uruguay compró a Indra dos sistemas de radar primario tridimensionales, uno fijo y otro móvil, para la vigilancia de su espacio aéreo, con un presupuesto total de unos 19 millones de euros.

Argentina no tiene, a corto plazo, planes para comprar un sistema como el Lanza, un radar primario, de carácter militar, con una cobertura de unos 500 kilómetros. En cambio, ha convocado, con carácter de urgencia, un concurso internacional para alquilar un radar secundario, de uso civil, dos centros de control aéreo (uno en Ezeiza y otro en Córdoba), un simulador de torre y otro de control de tráfico. Aunque aún no se ha hecho pública la adjudicación, la oferta de Indra se considera favorita.

Gesto político

Fuentes del Ministerio de Defensa no ocultan que el préstamo de equipos españoles de alta tecnología tiene gran interés para las empresas, pero subrayan que se trata, sobre todo, de una muestra de las buenas relaciones entre los dos países y de la solidaridad de España con Iberoamérica, más allá de la tradicional retórica.

Ni siquiera se conoce el coste de la operación, que inicialmente se cifró en un millón de euros y que luego se ha ido reduciendo, a medida que se ajustaban los gastos y que las autoridades argentinas adquirían compromisos. En todo caso, el Ejército del Aire deberá abonar las dietas de su personal y probablemente Indra haga lo mismo con los técnicos que se desplazarán para instalar el radar y ponerlo a punto.

La ayuda española se produce además en un momento de transición, después de que el Gobierno argentino decidiera que el control del tráfico aéreo, hasta ahora en manos de las Fuerzas Armadas, pasara a depender de la Administración civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de junio de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50