Los sueldos de los catalanes son los que menos crecen en España

Los sueldos medios de los trabajadores catalanes superan la media del conjunto de España, pero teniendo en cuenta cómo ha aumentado el coste de la vida en Cataluña, son lo que menos han crecido en términos reales. Además, al considerar los elevados índices de empleo temporal y de jornadas a tiempo parcial, Cataluña es la comunidad autónoma en el que peor comportamiento han registrado los salarios.

Éstas son algunas de las conclusiones del Anuario Sociolaboral del sindicato UGT, que incluye el Indicador de Calidad del Mercado de Trabajo. Descontado el aumento de los precios, los salarios de los catalanes bajaron el 0,1% el año pasado y se estancaron en 2005, con lo que han visto mermado su poder adquisitivo. "Cataluña es la comunidad autónoma en la que peor han evolucionado los salarios para los trabajadores", explicó ayer la editora del anuario de UGT, Carme Rangil.

Y es que la bonanza de la economía española no se ha trasladado a los salarios. Al revés, éstos son, en términos reales, más bajos que hace 15 años, según concluye el catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona (UB) Antón Costas y que colabora en el anuario. Un trabajador que en 1992 tenía un jornal de 100 euros en España, descontando la inflación, vio reducidos sus ingresos a 98 euros en 2005. Sin embargo, en este mismo periodo, un salario de 100 euros ha pasado a 121 euros en la media europea. A partir de 1992, "por primera vez, la expansión de la economía española no ha ido acompañada de la mejora de la posición relativa de los salarios en la renta nacional", explica Costas.

Por eso, la presión de la inmigración -que acepta puestos de trabajo con muy bajos salarios- no es el único motivo del estancamiento e incluso retroceso de los sueldos, que comenzó antes de la ola migratoria.

El secretario de Análisis e Investigación del sindicato, Jaume Collboni, consideró que el motivo de este empeoramiento de los sueldos radica en que los puestos de trabajo creados en los últimos años han sido de baja cualificación (y, por tanto, remuneración) y éstos son los que han producido el efecto llamada entre los inmigrantes. "El modelo económico se ha basado sobre todo en la construcción y ha ocupado mayoritariamente a inmigrantes porque los trabajadores autóctonos han preferido otros puestos de trabajo", recalcó Collboni.

En términos generales, Cataluña ocupa la cuarta posición en Indicador de Calidad del Trabajo, frente a la tercera posición que ocupaba en 2005. Le superan Navarra, que ha arrebatado la primera plaza a Madrid, que ahora es segunda, y País Vasco, que ha saltado del quinto al tercer lugar.

Este baremo, además de los salarios, mide conceptos como la creación de empleo, la temporalidar, la satisfacción personal y el impacto de la maternidad. En todas las variables, la mujeres gozan de peor calidad en el trabajo que los hombres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 06 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50