Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

Una dirigente del PP guipuzcoano asumirá la alcaldía en un feudo 'abertzale'

La dirigente guipuzcoana del PP Regina Otaola, hasta ahora portavoz de ese partido en las Juntas Generales (el Parlamento provincial), renunciará al acta de concejal que obtuvo en las pasadas municipales por Eibar (Guipúzcoa) y ocupará la alcaldía de Lizartza, uno de los feudos abertzales en esa provincia.

El PP fue el único partido que concurrió a los comicios en ese pueblo de apenas 600 habitantes, tras la anulación judicial de las candidaturas de ANV y Abertzale Sozialistak. Obtuvo 27 votos, el 15,98% de los sufragios válidos (hubo 142 votos en blanco y 186 nulos), lo que le reportó los siete concejales en liza, al superar el listón legal del 5%. Los populares presentaban como cabeza de candidatura a su dirigente madrileño Santiago Gandarias, acompañado por militantes de fuera de Euskadi. Ahora todos renunciarán a sus cargos para ser reemplazados, aplicando el artículo 182.2 de la ley electoral, por Otaola y militantes guipuzcoanos.

El actual alcalde en funciones de Lizartza es el presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, quien renunció a volver a presentarse y pidió públicamente a los vecinos que votasen en blanco para impedir el acceso del PP a la alcaldía.

Egibar ha tenido que soportar durante todo el mandato una campaña de la izquierda abertzale en su contra que empezó el mismo día de su toma de posesión en 2003. Los independentistas le han acusado en todo momento de "ladrón" por asumir una alcaldía que consideraban suya, ya que en los comicios de hace cuatro años su lista también fue anulada.

Otaola, quien también continuará como juntera provincial, reconoció ayer en una rueda de prensa en Eibar que la decisión de ocupar el puesto de alcaldesa vino dada por una petición de su partido, según informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de junio de 2007