Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Ban Ki-moon | Secretario general de Naciones Unidas | Cumbre del G-8

"Cualquier iniciativa contra el cambio climático debe estar integrada en la ONU"

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU desde enero pasado, se embarca esta semana en una de las misiones más ambiciosas de su corta gestión, la de buscar un papel relevante en la lucha contra el cambio climático. Después de su visita de hoy a España, Ban, a punto de cumplir 63 años, viajará a Alemania para tomar parte en la cumbre del G-8 y procurar que Naciones Unidas sea reconocida por las grandes potencias del mundo como el marco apropiado para tratar lo que el máximo responsable de esta organización llama, en una entrevista mantenida en su oficina en Nueva York, "la más importante amenaza para la humanidad".

Pregunta. El presidente George Bush presentó la semana pasada una iniciativa para hacer frente al problema del cambio climático. ¿Cree usted que se trata de un paso en la dirección correcta?

"El cambio climático es la amenaza más importante contra la humanidad. La comunidad internacional debería emprender acciones"

"No creo que estemos volviendo a otra guerra fría. Hay algún desacuerdo entre Rusia y EE UU. Pero debería ser resuelto con el diálogo"

Respuesta. Creo que es una declaración muy positiva. Doy la bienvenida a la propuesta del presidente Bush y particularmente a su reconocimiento de que la comunidad internacional debería emprender globales y urgentes acciones ante la amenaza mundial de las emisiones de gases. Creo que hay señales muy claras de que estamos padeciendo un calentamiento, de que estamos sintiendo ya sus efectos y de que la actividad humana es uno de los mayores causantes.

P. ¿Teme que la propuesta de EE UU elimine el papel de la ONU en esta materia?

R. La comunidad internacional debería tomar acciones consecuentes para luchar contra el cambio climático. Doy la bienvenida a los esfuerzos de cualquier país en particular, a cualquier esfuerzo serio. Pero creo firmemente que las iniciativas hechas por países individualmente deberían estar integradas en el marco de la convención de cambio climático de la ONU. Es el único marco intergubernamental que existe por el momento.

P. ¿Eso supone reconocer la gravedad del problema?

R. Ésta es la amenaza más importante para la humanidad. A menos que hagamos algo ya, el coste será devastador. La falta de acción en este momento podría crear problemas técnicos y financieros enormes. Por esa razón, es necesario en estos momentos tomar acciones oportunas. Voy a intentar galvanizar muchas acciones sobre este asunto.

P. Sigue sin producirse un acuerdo con Irán respecto al desarrollo de su tecnología nuclear. ¿Serán necesarias nuevas medidas de presión sobre Teherán?

R. Estoy muy preocupado y creo que de nuevo el Gobierno iraní ha desafiado con no cumplir las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Estoy decepcionado también porque no ha habido muchos progresos en el último contacto [la semana pasada en Madrid] entre la UE [Javier Solana] y el negociador iraní, Ali Lariyaní. Siempre le he dicho a Irán que es necesario que abandone sus propósitos de enriquecer uranio. Espero que en estos momentos, incluso aunque Irán tiene aún que asumir las sanciones del Consejo de Seguridad, continúe negociando para que el tema pueda resolverse pacíficamente.

P. ¿Cree necesarias nuevas sanciones sobre Irán?

R. Eso es algo que tienen que decidir los miembros del Consejo de Seguridad. Como secretario general mi misión es coordinar la decisión que tomen con el Organismo Internacional de la Energía Atómica.

P. ¿Cree que Irán está ejerciendo una influencia positiva en Irak?

R. Es importante decir que Irán, antes de todo, desempeña un papel constante en la zona. Siempre debería ser visto como un país que representa un papel constructivo en la región. Todo el mundo está claramente preocupado sobre el tema de la creciente violencia sectaria en Irak. Los países que están en la región deberían cooperar totalmente. Al mismo tiempo, el Gobierno iraquí debería continuar y favorecer más diálogo político.

P. ¿Observa usted alguna evolución en Irak?

R. La situación es hoy prácticamente la misma que ayer, aunque ha habido algunos progresos. Se han llevado a cabo grandes operaciones militares... Al mismo tiempo, la comunidad internacional debe ayudar para dotar al Gobierno iraquí del mayor consenso y la mayor fortaleza política y económica que sea posible.

P. ¿Está la ONU en condiciones de tener un papel más activo en la solución del conflicto de Irak?

R. Naciones Unidas ha estado ayudando al Gobierno iraquí activamente, hemos supervisado y ayudado en el desarrollo y puesta en marcha de elecciones, hemos ayudado a hacer un borrador de la Constitución y hemos facilitado ayuda humanitaria. Nuestra actividad se ha visto, sin embargo, limitada por la situación sobre el terreno. Después de mi visita a Irak, cuando fui capaz de ver la situación con mis propios ojos, hemos estado considerando cómo Naciones Unidas puede contribuir a una pacificación social y política.

P. ¿Va a hacer algo Naciones Unidas en Irak a corto plazo?

R. A corto plazo solamente podemos limitarnos a las actividades que nos permitan las condiciones de seguridad para nuestros empleados en la zona.

P. ¿Cree usted que se ha producido alguna mejora a la situación humanitaria en Darfur?

R. Creo que la comunidad internacional debería cooperar por completo para reforzar diferentes vías de ayuda. He estado trabajando para dar más pasos en la dirección de la única resolución sobre este tema que ha adoptado Naciones Unidas, la de desplegar una fuerza de mediación en la zona. Y también para fomentar un mayor diálogo político con los grupos rebeldes. De forma dolorosa, pero se han hecho algunos progresos. Y ahora estamos en la fase de desarrollar una propuesta conjunta al Gobierno de Sudán acerca de la fuerza de mediación de la Unión Africana. Deberíamos ser capaces de llegar a un acuerdo.

P. ¿Considera que el Gobierno de Sudán está cooperando para mejorar la situación en Darfur?

R. Es absolutamente necesario que el Gobierno de Sudán mantenga el compromiso para un alto el fuego, no active ninguna acción militar y deje de bombardear Darfur.

P. ¿Serán necesarias nuevas medidas de presión sobre Sudán?

R. Creo que lo realmente importante es conseguir que el Gobierno de Sudán cumpla sus compromisos.

P. ¿Cree usted que China cumple un papel positivo en este tema?

R. El Gobierno chino ha jugado un importante papel para que entre en vigor la resolución sobre este tema. Cuando escuchas al presidente chino pronunciarse sobre este asunto y, más recientemente, la elección de un alto enviado para Darfur, son cosas que expresan la importancia que China le concede al problema de Darfur.

P. ¿Qué opina sobre el reciente cierre de un canal de televisión opositor en Venezuela?

R. Como secretario general espero que cualquier miembro de la ONU tome medidas políticas acordes con lo que se espera de Naciones Unidas y con las leyes y prácticas internacionales.

P. ¿Está usted preocupado por el clima de creciente tensión dialéctica entre Rusia y Estados Unidos? ¿Comparte el temor a una nueva guerra fría?

R. Personalmente, no creo que estemos volviendo a otra guerra fría. Creo que hay algún nivel de desacuerdo entre Rusia y EE UU. Es un desacuerdo que debería o podría ser resuelto a través del diálogo. Sé que los presidentes George Bush y Valdímir Putin han estado dialogando, y que la secretaria [Condoleezza Rice] ha estado también en contacto con altos representantes rusos.

P. Están cerca de cumplirse sus primeros seis meses al frente de la ONU sin que se observen cambios que permitan ser optimistas sobre el desarrollo de los principales conflictos del mundo. ¿Está usted decepcionado por las limitaciones de este cargo?

R. Soy un hombre optimista. Desde luego que tenemos retos. Dedicaré mi energía y tiempo a esto, pero necesito el apoyo total de los países miembros, de la comunidad internacional, en las áreas política, moral y financiera. Voy a pedirle al Gobierno de España su apoyo total. Estoy muy agradecido al Gobierno de España por su contribución a Naciones Unidas. El primer ministro [José Luis Rodríguez Zapatero ha desempeñado un importante papel de liderazgo al crear la Alianza de las Civilizaciones con el Gobierno de Turquía. Creo que este plan puede ayudar realmente a reducir la distancia que separa a algunos países, eliminar concepciones erróneas, desacuerdos y malentendidos que son la causa de muchos conflictos en el mundo. También es muy importante la contribución de España a las operaciones para el mantenimiento de la paz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de junio de 2007