Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Miles de Viviendas se harán pisos protegidos, pero los 'okupas' no se van

Unos 20 jóvenes vuelven a entrar en el edificio que el martes había sido desalojado

En el solar sobre el que se levanta el edificio okupado Miles de Viviendas, en la Barceloneta, se construirán pisos de protección oficial. La empresa Port 2000, propietaria del inmueble, lo ha cedido al Ayuntamiento de Barcelona, que lo derribará para construir viviendas sociales. Por la mañana, antes de que se conociera el acuerdo, una veintena de jóvenes volvieron a okupar el edificio después de que el martes la policía autonómica los desalojara. Los okupas calificaron la noticia de "bulo".

El antiguo cuartel de la Guardia Civil situado en el número 11 del paseo de Joan de Borbó había sido okupado durante los últimos tres años, hasta que el pasado martes los Mossos d'Esquadra desalojaron el edificio por la fuerza. Una veintena de jóvenes volvieron ayer por la mañana al inmueble, entraron por la fuerza y ocho de ellos se encadenaron en la entrada.

A mediodía se conoció la noticia: el histórico edificio -el primero que se levantó en el barrio- será derribado para construir pisos sociales en los que se realojará a los vecinos del barrio afectados por el llamado Plan de los Ascensores.

Los okupas, que el martes habían denunciado que detrás del desalojo se escondía una operación de especulación inmobiliaria, no dieron crédito a la noticia: "No nos lo creemos. No nos iremos hasta que el Ayuntamiento modifique el plan de rehabilitación del barrio para que ningún vecino tenga que irse de su casa", explicó una portavoz okupa. Por la tarde organizaron una asamblea con la Asociación de vecinos L'Òstia, que les dan soporte.

Tanto Port 2000 como el Consistorio declinaron comentar los términos del acuerdo de cesión, por lo que ayer se desconocía si el Ayuntamiento comprará el edificio o cederá un solar a la empresa en otro emplazamiento de la ciudad. "Esperamos que las obras empiecen a principios de 2008", se limitó a decir una portavoz municipal.

Los jóvenes apostados en el edificio esperaban ayer un desalojo inminente. Port 2000 confirmó que los hechos habían sido denunciados a la policía. "Estamos a la espera de una resolución judicial. El desalojo se producirá cuando los Mossos lo crean conveniente", señaló un portavoz de la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de junio de 2007