Elecciones 27M

Zapatero pide el voto en defensa de "la convivencia" frente "a la discordia"

El presidente pide una respuesta "de dignidad democrática" a los que crispan desde 2004

Convivencia frente a discordia, entusiasmo frente a crispación, políticas sociales intensas frente a desigualdades. En torno a estos ejes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cerró anoche la campaña de su partido con la petición vehemente a los jóvenes, a los trabajadores, a la izquierda, para que el domingo dé con su voto a los socialistas "una respuesta de dignidad democrática a los que crispan desde hace tres años y engañaron con la guerra de Irak y el 11-M". Zapatero se reservó para el mitin de medianoche de Madrid las acusaciones más fuertes de toda la campaña contra el PP.

Más información

Primero en León y después en la localidad madrileña de Fuenlabrada, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, reunió todos los mensajes de su campaña para dar el último empujón de apoyo a los candidatos de su partido. Ahora bien, al filo de la medianoche, en la localidad madrileña de Fuenlabrada, ante más de 6.000 personas, Zapatero sorprendió al anunciar que en ese momento iba a decir todo lo que había callado durante tres años. Y su voz y su mensaje sonó tronante. "España no se merece a una oposición que use el terrorismo contra el Gobierno", clamó. Después colocó al gobierno autónomo madrileño del PP como paradigma de oposición contra el Gobierno de España, utilizando un poder "que no es suyo, sino de todos los ciudadanos". "Pido a los madrileños que el domingo den una respuesta de dignidad democrática, a los que crispan desde hace tres años, y a los que mintieron con la guerra de Irak y el 11-M", casi gritó el presidente del Gobierno.

Aunque esta campaña se ha movido en el terreno de propuestas muy concretas, como volvió a hacer ayer en León, para Madrid dejó el mensaje más político e ideológico. "Os pido el voto en defensa de la convivencia y contra la discordia, porque lo primero es lo más valioso que tenemos y lo que hay que cuidar", afirmó en tono grave. El domingo hay que votar para elegir "entre convivencia y crispación, entre entusiasmo y rencor", señaló Zapatero tras pedir el apoyo para el candidato a alcalde de León, Francisco Fernández.

Con la misma intensidad solicitó, ante más de 6.000 personas en un polideportivo de León, el voto para Ángel Villalba, candidato a la presidencia de la Comunidad de Castilla y León. Los socialistas sí acarician, en cambio, la posibilidad de ganar las alcaldías de Valladolid y Zamora, y conservar la de Palencia.

De cómo saber perder y ganar unas elecciones ha hablado mucho Zapatero en esta campaña para situar al PP entre los que tienen dificultad para asumir la posición de derrotado. "El PP siente rabia porque ha perdido el poder y no ha querido saber por qué lo perdió", señaló Zapatero ante sus paisanos leoneses. "El domingo hay que recordárselo, hay que recordarles por qué perdieron y hay que decirles que no cuenten cuentos de miedo", clamó el presidente del Gobierno.

Pero el ejemplo para Zapatero de cómo se pierde lo ha dado Rafael Simancas, candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid. De nuevo, Zapatero utilizó un tono casi de rabia para describir la injusticia que sufrió el político madrileño, después de que le "quitaran" el gobierno. "Rafa, ahora vas a ganar lo que te quitaron". Y, a continuación, desgranó toda suerte de virtudes para describir a su compañero, lo que provocó que el auditorio se pusiera en pie y prorrumpiera en aplausos: "Rafa: eres un modelo de elegancia democrática, de coraje, de decencia, nadie te ha regalado nada, y vas a ganar el domingo, mereces el voto de los trabajadores y de la mayoría de los madrileños".

Y también para los últimos minutos de esta campaña se reservó Zapatero la proclamación de sus sentimientos personales y políticos hacia Miguel Sebastián, candidato a la alcaldía de Madrid, a quien atribuyó parte del éxito de la economía española. El presidente contó que el aspirante a la alcaldía madrileña renunció "a ganar mucho dinero" en la empresa privada para trabajar en el servicio público. Y como se suponía, Zapatero no dejó dudas de que está al lado de Sebastián en el conflicto que ha tenido con el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón. "Miguel ha dado la cara. Ha preguntado con su voz lo que tenía que preguntar, no ha engañado a nadie, pero algunos tienen la piel muy fina y la cara muy dura".

Unir a España

La cohesión social y territorial han sido otros de los elementos de la campaña de Zapatero para contrarrestar al PP en sus reproches a su supuesta carencia de patriotismo. Para Zapatero, "hacer España es unir a España". Y eso se traduce en más derechos, más bienestar y respeto a las comunidades autónomas. Y todo eso se conseguirá, según él, con Gobiernos socialistas. "Los socialistas llevamos a España y a la bandera de España en nuestro corazón, España es de todos y sirve para unir, por lo que no se puede utilizar su nombre en vano", tronó Zapatero en Madrid para añadir que "España no tiene dos mitades, como dice Aznar".

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el mitin de cierre de campaña del PSOE en Fuenlabrada (Madrid.
El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el mitin de cierre de campaña del PSOE en Fuenlabrada (Madrid.ULY MARTÍN

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción