Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS

La máquina de programar vende 'software' a medida

La máquina de programar de Olivanova continúa cubriendo etapas. El invento del profesor de la Universidad Politécnica de Valencia, Óscar Pastor, que el emprendedor alemán asentado en Denia Siegfried Borho convirtió en producto, ya era capaz hace dos años de generar software más rápido que los programadores, y de hacerlo con menos errores que los humanos. Pero le faltaba desarrollo comercial: encontrar clientes y recopilar la información para convertir las necesidades de cada empresa en un programa a medida. De eso se encarga Ricardo Vidal, al frente de Integranova desde hace un año, compañía que comercializa el producto.

La profesionalización de la venta se ha traducido en nuevos contratos para diseñar software para "la gestión de eventos" de directivos de Repsol o aplicaciones para "el control y la gestión de las obras" de Sacyr Vallehermoso, entre otros. No sólo eso. Insa, Toshiba o Fujitsu se inclinan "por dejar de emplear el sistema horas/hombre y usar nuestra tecnología", dice Vidal.

MÁS INFORMACIÓN

La máquina de programar de Olivanova utiliza modelos conceptuales, similares a los planos de un arquitecto. Integranova averigua cuál es el "espacio de negocio" del cliente. Es decir, qué software quiere exactamente. Los ingenieros convierten la información en planos y, una vez acabados, la máquina genera el programa "en 10 o 15 segundos".

Pastor, inventor de la máquina trabaja ahora "en aplicar esas mismas ideas a la generación de los planos". Si lo logra, la máquina sólo necesitará oír los requisitos del cliente.

OLIVANOVA: www.olivanova.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007