Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las vigas de la Mezquita, caso abierto

Se empiezan a conocer, un año después, los entresijosde la subasta que Christie's suspendió

La historia de las cinco vigas de la Mezquita de Córdoba que Christie's quiso subastar hace un año sería un buen argumento para una película o para una novela. Sólo haría falta que las maderas, que finalmente la casa londinense no vendió, escondieran, por ejemplo, un código oculto. Porque los personajes de esta trama todavía abierta resultan atractivos. Un misterioso vendedor del que no se sabe cómo adquirió las piezas. Una ministra de Cultura que se lanza en tropel a frenar la venta. Un profesor universitario al que todos señalan al principio como el responsable. Dos curas que viajan a Londres para defender los intereses del Cabildo, propietario de la Mezquita y, supuestamente, de las vigas. Abogados marbellíes contratados por la Iglesia. Policías que intentan, sin mucho éxito por el momento, averiguar cómo y cuándo salieron las piezas de España...

Y, recientemente, los dos fiscales de Córdoba especializados en temas medioambientales y de patrimonio. Acaban de hacer pública su memoria anual. Y dan algunas pistas para hilvanar esta historia. Las piezas, de momento, continúan en Londres, después de que Christie's accediera a suspender la subasta el 3 de abril de 2006, un día antes de la puja. Para comprender esta historia hay que retroceder dos años.

Otoño de 2005. Francisco, un profesor de la Universidad de Córdoba, lleva tiempo intentando vender tres vigas del antiguo artesonado de la Mezquita datadas en el siglo X. La Junta rechaza comprarlas. El profesor decide sacarlas del país para subastarlas a través de Christie's Ibérica. Pero en el otoño de 2005 el Ministerio de Cultura declara las piezas inexportables.

Diciembre de 2005. El profesor entra en contacto con la casa madrileña Alcalá, que finalmente incluye una de las tres maderas en una puja. El precio de salida es de 110.000 euros, pero no se encuentra comprador.

7 de marzo de 2006. Christie's anuncia que el 4 de abril saldrán a subasta en su sede de Londres cinco vigas de la mezquita de Córdoba datadas en el siglo X. Precio estimado, entre 148.000 y 444.839 euros cada una. Estado de conservación, bueno. Vendedor, "un coleccionista privado europeo". Sin más.

8 de marzo de 2006. Reacción en tropel de la Junta y de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, quien pide al Cuerpo Nacional de Policía que "investigue, a través de Interpol, la situación legal de las cinco vigas". Además, reclama que la venta no se realice hasta que finalice la investigación. El reciente informe de la Fiscalía de Córdoba aclara aquella reacción institucional. "La inicial línea de investigación apuntaba a la posibilidad de dirigir la imputación contra persona concreta [el profesor universitario de Córdoba] y motivó la apertura de diligencias previas". Finalmente, según el informe del Ministerio Público, se descubre que las vigas de Londres no son las que el profesor intentó sacar del país.

Mediados de marzo de 2006. Le toca el turno al Cabildo, presunto propietario. El sacerdote Fernando Cruz-Conde, quien ejerció durante años la abogacía, se hace cargo del asunto y lo pone en manos del abogado marbellí José María Lorenzo. Mientras, Cruz-Conde prepara un viaje a Londres junto al también sacerdote Manuel Nieto Cumplido, historiador y considerado uno de los mayores conocedores de la Mezquita. Christie's ni se plantea suspender la subasta y la policía española reconoce que no sabe ni cómo, ni cuando salieron las piezas.

30 de marzo de 2006. Cruz-Conde, los abogados del Cabildo y los representantes de Christie's se reúnen por la noche en la sede de la casa de subastas, en el 8 de King Street de Londres. La sorpresa es Nieto Cumplido, autor de dos de las tres fuentes bibliográficas que utilizó Christie's para certificar la autenticidad de las piezas y para sostener que salieron del país a finales del XIX o principios del XX (cuando no había una legislación española que lo impidiera). Nieto Cumplido, un cura bronco, confirma la autenticidad, aunque plantea dudas de la fecha de salida del país. La reunión termina sin acuerdo y Cruz-Conde anuncia que se impondrá un interdicto ante la Justicia para frenar la puja.

3 de abril de 2006. Sólo faltan 15 minutos para que los abogados presenten la petición de paralización de la puja. Y llega el acuerdo. Christie's, a un día de celebrarse la puja, paraliza la operación. Su portavoz dice que se hace para negociar una venta privada. El Cabildo, que se gana tiempo para demostrar que son suyas. Lo cierto es que la Iglesia deposita 300.000 euros de fianza, que servirían de compensación al propietario si se demuestra que la operación era lícita. Y las cosas continúan casi igual. Cabildo y Christie's siguen negociando, aunque la intención de los sacerdotes es hablar directamente con el dueño. Mientras, según explica la Fiscalía, "las investigaciones policiales, a través de una muy reciente información, continúan". Eso sí, los fiscales reconocen que "esclarecer cómo, cuándo y a través de quién fueron ilícitamente exportadas es francamente difícil".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 2007