Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unicredit desembarca en el Sabadell al comprar un 4% al dueño de Astroc

Bañuelos vende su 5,9% del banco para lograr fondos tras el desplome de la inmobiliaria

Nueva movida empresarial hispanoitaliana. Esta vez en bancos. El sexto mayor banco de Europa, Unicredit, uno de los que más han crecido en Europa en los últimos años, ha entrado en España con la compra del 4% del Banco Sabadell, la cuarta entidad española. Según fuentes financieras, el banco que preside Alessandro Profumo contempla aumentar su peso accionarial en la entidad. El Sabadell enmarcó el desembarco en una alianza comercial que puede "extenderse". Unicredit ha comprado a Enrique Bañuelos, que busca fondos tras el descalabro en Bolsa de su inmobiliaria Astroc.

El sector bancario europeo sigue en ebullición. El Sabadell llevaba tiempo en el punto de mira de Unicredit, cuya última campanada fue la compra del alemán HypoVereinsbank (HVB), valorada en 19.200 millones, hace dos años. Aquella fue la mayor compra bancaria en Europa, y Alessandro Profumo prometió seguir creciendo. En marzo declaró que su objetivo era ser "el primer banco realmente europeo" presente en todo el continente.

La entidad que preside Josep Oliu -que lleva meses formando un núcleo duro de accionistas que releven a La Caixa en su capital- ya sabía de las "amistosas" intenciones de Unicredit cuando, el pasado 17 de abril, suscribió un acuerdo comercial con su filial alemana HVB. El Sabadell contextualizó ayer este acuerdo como uno más de los cerrados con otros bancos, como el francobelga Dexia, el británico HSBC o el portugués Millennium BCP. Sólo en este último caso, el del banco luso, existe un cruce de participaciones accionariales.

De hecho, fuentes financieras aseguraron que parte del resto de acciones vendidas ayer a unos 8,5 euros por Enrique Bañuelos -éste había declarado controlar un 5,24% del Sabadell, pero Astroc confirmó que en realidad poseía un 5,9%, valorado en 620 millones- fueron a parar al propio BCP. Éste controlaría ahora en torno a un 4% del banco vallesano. Otras acciones las compraron dos empresarios andaluces y una empresaria catalana.

El acuerdo comercial pretende la venta cruzada de productos bancarios, sobre todo en Solbank, filial del Sabadell para clientes extranjeros que residen en España. Los clientes alemanes de Solbank suman un 12% del total. Según el comunicado remitido a la CNMV, ambas partes estudian "posibles extensiones de su alianza para un más amplio desarrollo de la misma en beneficio de los clientes de ambas entidades".

Invitados con apetito

Fuentes del Sabadell afirman que fueron los propios Oliu y su consejero delegado, Juan María Nin, quienes llevaron de la mano a Bañuelos hacia Unicredit cuando el empresario expresó su deseo de vender, tras el abril negro de su inmobiliaria Astroc. El núcleo duro de familias accionistas del Sabadell, sujeto a un pacto parasocial de agosto de 2006, rechazó adquirir más acciones.

Fuentes financieras aseguran que el apetito del gigante italiano, con una capitalización bursátil de 75.000 millones de euros, 7,5 veces más que el Sabadell, va más allá. De hecho, la creencia más extendida es que Profumo y Oliu continuarán sus conversaciones de cara a una toma mayor de participación en el Sabadell y, si todo sigue el camino esbozado, no se descarta la compra de la entidad catalana. El primer ejecutivo de Unicredit es un experto en fusiones y su entidad reiteró ayer mismo su interés en compras, pues "estudia regularmente cualquier opción que pueda crear valor para sus accionistas". Société Générale y Capitalia han sonado como posibles objetivos.

El Sabadell le encajaría al italiano como cabeza de puente para implantarse en España, y expandirse en Portugal, Marruecos y Latinoamérica. Unicredit sería el único con posiciones desde Europa del Este, con el Bank of Austria (filial del HVB), el centro (con Alemania) hasta el sur. Lo que nadie duda es que si Unicredit decide ir a por el Sabadell, la entidad catalana no podrá resistirse por la gran diferencia de tamaño existente. El accionista italiano convivirá con un núcleo duro -en el que Oliu ha incluido al portugués BCP- que, tras la salida de Bañuelos y las compras de la empresaria Alicia Koplowitz, suma un 25% del capital.

La familia de José Manuel Lara, patrón de Planeta, e Isak Andic, de Mango, se convierten, junto a Koplowitz (con sus 5%), en los primeros accionistas individuales. Bañuelos, que era el primero y pidió permiso para alcanzar el 10% del capital, ha abandonado el barco. Sus portavoces dijeron que la inversión en el Sabadell era "una participación financiera ya madura", vendida para "reorientar sus inversiones".

Entre una posición y otra, media la crisis bursátil que ha golpeado a las inmobiliarias arrastradas por Astroc. Esta empresa, que llegó a revalorizarse un 1.000%, perdió un 60% de valor en una semana a finales de abril. En el año ha caído un 58,26 %.

Ayer, la noticia de que Bañuelos tendrá más de 600 millones de liquidez animó a los inversores, y Astroc cerró a 16,60 euros, con una subida del 6,41%. También la cotización del Sabadell subió más de un 3% durante el día, pero acabó cerrando igual que el día anterior, a 8,49 euros.

Bañuelos entró en el Sabadell cuando éste amplió capital para comprar el Atlántico. Luego, el Sabadell vendió a Astroc su inmobiliaria Landscape por 993 millones y hoy el banco tiene 120 millonesde riesgo con la inmobiliaria, buena parte de ellos garantizados. El Sabadell negó que hubiera financiado a Bañuelos la compra de acciones del banco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de mayo de 2007