Crítica:Crítica
i

Examen de conciencia

El crítico, escritor, productor y director Augusto M. Torres ha compuesto en Las películas de mi padre una propuesta quizá única en la historia del cine (el que esto escribe no recuerda nada parecido): una ficción con toques de documental sobre uno mismo, es decir, el propio Martínez Torres. En la cinta, el autor cavila sobre las (supuestas) fechas posteriores a su muerte y el seguimiento personal y creativo que hace su hija (interpretada por Carme Málaga) partiendo de los cortos realizados por el autor en su juventud. El productor de la mítica Arrebato, apartado de la dirección desde El pecador impecable (1987), establece así un extraño ejercicio de egocentrismo y un impudoroso examen de conciencia (se llega a elucubrar sobre un posible comportamiento incestuoso y pedófilo en su relación con las niñas protagonistas de sus películas de los setenta), a partir de imágenes de las cintas y entrevistas con sus protagonistas. El erotismo camp y el aire de amateurismo sólo acaban por dejar estupefacto al espectador.

LAS PELÍCULAS DE MI PADRE

Dirección: Augusto M. Torres. España, 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50