Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrovial vende el aeropuerto de Budapest por 1.924 millones a un consorcio en el que participa ACS

El gestor de los aeropuertos británicos BAA (del que Ferrovial posee el 61,6%) cerró ayer la venta de su participación del 75% en el aeródromo de Budapest (Hungría), por un precio idéntico nominalmente al que pagó en diciembre de 2005. El comprador del aeropuerto de Ferihegy (un consorcio liderado por Hochtief Airport, de la que ACS es primer accionista con el 25,1%) pagará 1.309 millones de libras (1.924 millones de euros), exactamente la misma cifra que pagó BAA en el proceso de privatización de Budapest, antes de ser comprada por Ferrovial.

En el consorcio comprador participa también GIC Special Investments, KfW IPEX-Bank y Caisse de Dépôt de Placement du Québec, que precisamente también figura en la propiedad de BAA. Hochtief posee participaciones significativas en los aeropuertos de Atenas, Dusseldorf, Hamburgo, Sydney y Tirana. Una parte del precio pactado, 289 millones de libras, se pagará en títulos representativos de la deuda con vencimiento en junio de 2011. Un 77% de ellos se venderán cuando se efectúe la compraventa, que depende del visto bueno de los bancos financiadores de BAA y de las autoridades húngaras.

Esta venta es un paso más en la política de BAA (que destinará sus frutos a enjugar la deuda) de desprenderse de los aeropuertos fuera del Reino Unido, donde posee los londinenses de Heathrow, Gatwick y Standsted; los escoceses de Glasgow, Edimburgo y Aberdeen, además del de Southampton y el italiano de Nápoles.

Esos aeropuertos registraron un total de 12,2 millones de pasajeros en abril, un 1,6% menos que en el mismo mes del año pasado, debido sobre todo al escaso crecimiento tanto del tráfico europeo regular (un 0,1%) como del de largo radio (1,1%) y al bajón de los chárter, en un 13,8%, y de las rutas del Atlántico Norte (un 2,1%). Ayer el consejero delegado de BAA, Stephen Nelson,

consideró "inaceptable" la propuesta del regulador británico sobre tarifas aeroportuarias que el gestor considera que obstaculiza las inversiones que necesitan para descongestionar los aeropuertos de Londres y que cifra en 9.300 millones de libras (unos 13.700 millones de euros) hasta 2018.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 2007