Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una comisión gubernamental irlandesa acusa a 150 religiosos de abusos a menores

Hasta 150 religiosos católicos -sacerdotes y miembros de órdenes- han sido acusados en Irlanda por una comisión gubernamental que investiga los supuestos casos de abusos sexuales a menores cometidos en la diócesis de Dublín entre 1936 y 1999.

De los 150 implicados, 74 son los autores directos de los abusos. Otros 10 es posible que sean acusados del mismo delito, y 61 están implicados por conocer los actos y no actuar, o, directamente, encubrir a los abusadores. Las acciones judiciales que podrían derivarse de la investigación pueden llegar a costar a la diócesis -la mayor del país- 7,8 millones de euros en indemnizaciones para los perjudicados, de los que no se ha facilitado el nombre ni el número.

La investigación comenzó en 2000, y está previsto que las conclusiones definitivas se presenten la semana que viene, dijo ayer un portavoz del grupo gubernamental. Los abusos se cometieron en orfanatos, centros de menores, hospitales y otras instituciones de carácter público pero gestionadas por religiosos.

Éste es el segundo gran escándalo por abusos sexuales que sacude Irlanda en menos de dos años. En octubre de 2005 otra investigación destapó otra serie de vejaciones continuas en la diócesis de Fern, en la que estaban implicados 21 sacerdotes. La red de pederastia había actuado impunemente -y con el conocimiento de sus superiores- durante dos décadas entre los sesenta y los ochenta, sin que en ningún momento el obispo responsable actuara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de mayo de 2007