Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los niños obesos comen un 130% más tras ver anuncios de comida

Los anuncios de comida abren el apetito, sobre todo si los ven niños con problemas para controlar su dieta. Un estudio presentado en el Congreso Europeo sobre Obesidad celebrado en Budapest ha recogido una presentación que muestra que los niños obesos comen hasta un 134% más tras ver este tipo de publicidad en la televisión que un grupo similar que vio anuncios de juguetes u otros objetos.

El efecto es proporcional al peso. Entre los niños que no están ni gordos ni delgados, la ingesta fue un 101% superior que la de sus iguales que habían visto otro tipo de publicidad. Los que menos pesan son más inmunes a la publicidad. La diferencia entre lo que comían los que habían visto anuncios de alimentos y los que no los habían visto fue del 84%.

El estudio fue hecho por psicólogos de la Universidad de Liverpool (Reino Unido). Además de comer más, los obesos elegían los productos anunciados, sobre todo chucherías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de mayo de 2007