Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cambio en las aulas

"Antiguamente era impensable que las chicas cometiesen robos con violencia". Auxiliadora de la Rosa, coordinadora de la Fiscalía de Menores de Sevilla, ha constatado en su trabajo diario el incremento de las jóvenes que usan la violencia: las menores protagonizan ya el 20% de los expedientes que pasan por su departamento. Cree que el exceso de "permisividad" en la familia y la escuela favorecen este fenómeno, que también observa el presidente de la asociación Prodeni, José Luis Calvo. "Ya no hay diferencias de género en las agresiones escolares", sostiene.

Rosario Ortega, catedrática de Psicología de la Universidad de Córdoba, estudia el acoso escolar desde 1990. También en las aulas aprecia cambios en el comportamiento de adolescentes y niñas: "Utilizan más que antes la violencia física, aumentan formas que antes no eran propias de las niñas, como no tener empacho en pegarse". "Los formatos de expresión de los sentimientos, buenos y malos, están rompiendo los estereotipos de género", concluye.

En el centro Bahía de Cádiz están internadas 38 menores, tres de ellas con sus bebés

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de abril de 2007