Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¿Abuelas en patera?

En estos tiempos en los que tanto se habla de avalanchas de inmigrantes y, con frecuencia da la impresión de que es facilísimo entrar ilegalmente en España, querría narrar una experiencia que va en una línea completamente opuesta. Mi marido es argelino y hace dos años mi suegra quiso venir a visitarnos. Tenemos dos niñas pequeñas a las que les encanta ver a sus abuelos, por lo que la anunciada visita de mi suegra era deseadísima por toda la familia. Y aquí comienzan los problemas. Mi suegra debe solicitar visado para su venida a España, acompañando una exhaustiva documentación que acredite que no va a quedarse de forma permanente. Pese a todo, el visado se le deniega. El Consulado de España en Argel sólo contesta por escrito mediante fax los motivos de la denegación del visado. Solicitamos conocer estos motivos y no se nos contesta. Aprovechando que viajé en verano a Argel acudí personalmente al Consulado para pedir explicaciones: no me atendieron, ni siquiera se me hizo pasar dentro, permanecí en la calle. Me volvieron a insistir en que se me contestaría por escrito. Volví a enviar un fax, que nunca me contestaron. En definitiva: mis hijas no pueden disfrutar del cariño de su abuela porque probablemente esta señora con más de 65 años va a engrosar esas supuestas avalanchas de extranjeros que vienen a quedarse definitivamente, a quitarnos los puestos de trabajo y a poner en quiebra la seguridad social ya que vienen a curarse gratuitamente de cientos de enfermedades... Triste, tristísimo. ¿Van a tener que venir en patera las abuelas para visitar a sus nietas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de abril de 2007