Un juez condena a una diputada británica a permitir el paso por su finca de la Alpujarra

El juez de Primera Instancia e Instrucción del Juzgado 2 de Órgiva (Granada) ha decretado en una sentencia que la parlamentaria británica Margaret Moran debe "abstenerse de realizar cualquier acto que impida o estorbe el paso" por su finca situada en Carataunas, un pueblo de apenas 200 habitantes en la Alpujarra. Los vecinos han logrado que les sea permitida la utilización de un carril que atraviesa la finca, a pesar de que Moran instaló una verja para evitar dicho tránsito, según adelantó ayer el diario Ideal.

La parlamentaria y su hermano, que se instalaron en la pequeña localidad "buscando paz", incluso contrataron una máquina excavadora para hacer desaparecer el camino, pero los vecinos se opusieron y la Guardia Civil intervino ante la protesta vecinal.

Una pareja que reside en una parcela colindante demandó a la diputada al entender que el camino debía tener un uso común. Ahora el juez que recibió la demanda, presentada por Jesús Rivera y Beatriz Moskopoulos, ha resuelto a favor de estos últimos. El juez decretó tras una inspección ocular sobre el terreno que "la pareja tiene derecho a exigir paso por las heredades vecinas", estipuló en la sentencia, que puede ser recurrida.

A pesar de que la diputada propuso que se habilitara un camino alternativo, la ley advierte de que se debe establecer la denominada "servidumbre de paso" por el punto menos perjudicial, situado por el camino actual que atraviesa la finca. El juez condena así a Moran "a restaurar el camino en el espacio roturado, para que se cumpla su función de servidumbre de paso y a que en lo sucesivo se abstenga de realizar cualquier acto que impida" dicha servidumbre de paso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50