Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La vuelta a la literatura en 80 casetas

La Fira del Llibre de València arranca en Viveros con la visita de la comitiva política

Predominan los libros sobre santos griales, maldiciones y misterios insondables, pero también hay mucha más cosas. Y no sólo novedades. Algunos libreros apuestan por ofrecer las obras completas de grandes autores de la literatura. Y otros no obvian la coyuntura y proponen un acercamiento al mundo de la vela y a los ahora tan popularizados ejercicios de Pilates. Tampoco falta el que recuerda que Frank Miller es autor de una dilatada colección de cómics antes que exitoso cineasta. Es la Fira del Llibre de València, cuya 38 edición se inauguró en los Jardines de Viveros.

Son menos casetas, 80 en total, y en su seno cobijan un gran número de actividades para promocionar la lectura hasta el 6 de mayo. Se esperan centenares de miles de visitantes y escritores como José Luis Sampedro, Carmen Amoraga, Julio Llamazares, Juan Cruz, Benjamín Prado, Julia Navarro o Luis Leante. Y que no llueva.

Ayer, el cielo amenazaba agua durante la comitiva política que dio el paseíllo inaugural con sabor a precampaña que guiaba la presidenta del Gremi de Llibrers, Glòria Mañas. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, comentó que su actual libro de cabecera es su programa electoral, aunque no olvidó citar la obra sobre la recuperación de patrimonio de la ciudad y dijo sentirse "preocupada" por la lectura de un libro sobre el ideario de Sabino Arana. El consejero de Cultura, Alejandro Font de Mora, se compró el libro sobre el líder del Bloc, Enric Morera, bromeó sobre si lo iba leer y sobre el "síncope que le daría si adquiría el del socialista Ignasi Pla. Ahora recomienda Kafka en la orilla, de Murakami. Anunció que el índice de valencianos que se declaran lectores (56,9%) ha superado la media española (55,5%), subiendo 4,7 puntos en cinco años.

No estaba la candidata socialista a la alcaldía, Carmen Alborch. Sí la diputada del PSPV Ana Noguera, que dijo estar leyendo L'esquerra en el sofà, de Ximo Ferrandis, y Algo tan parecido al amor, de Amoraga. El concejal socialista Juan Soto indaga ahora en el mundo del tao, tras explorar el zen. La líder de Esquerra Unida, Glòria Marcos, aconseja El cerebro de Kennedy, de Hennig Mankell. Morera apunta que simultanea La vida en l'abisme, de Ferran Torrent, y uno sobre la república romana. El rector de la Universitat de València, Francisco Tomás, está releyendo y disfrutándolo más 100 años de soledad. Y el director general del Libro, Vicente Navarro de Luján, descubre el último de Susana Tamaro y los misterios de los países del Eje en un ensayo de David Solar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007