El cambio de reglamento de la LUV 'favorece' el plan de Mestalla

La modificación del reglamento de la Ley Urbanística Valenciana (LUV) aprobada por el Consell favorece la operación de Mestalla frente a las objeciones de la oposición al PP y los vecinos. Además, la nueva redacción cambia artículos relacionados con la ocupación de parcelas en el litoral, la tramitación de los programas de actuación integrada (PAI) o la participación de los colegios profesionales, según el análisis del PSPV-PSOE.

El reglamento ha sufrido cambios en 150 artículos de los 585 de que consta sólo un año después de su publicación, entre ellos algunos que destacó el grupo socialista de Valencia en sus críticas a la doble recalificación que permitirá al Valencia CF construir viviendas en Mestalla y levantar un nuevo campo en un terreno privatizado de la avenida de las Cortes Valencianas. La primera recalificación, que convierte el suelo dotacional del viejo estadio en residencial, fue aprobada la semana pasada por la Consejería de Territorio con una edificabilidad de 89.000 metros cuadrados. Los socialistas defendieron que el reglamento de la LUV sólo aceptaba en este caso un metro cuadrado de techo por uno de suelo, lo que dejaba la recalificación en 45.000 metros cuadrados. El PP rechazó esta interpretación, pero ha suprimido aquella limitación a la edificabilidad, según los socialistas.

También ha cambiado el régimen para las permutas con terreno público al eliminarse la necesidad de concursos cuando el municipio reciba en la operación suelos dotacionales. Un informe jurídico planteó precisamente que el pacto de permuta entre el gobierno local del PP y el Valencia CF para el solar de Cortes Valencianas chocaba frontalmente con la LUV en ese punto.

"A la carta"

El secretario de Territorio del PSPV-PSOE, Eugenio Burriel, criticó que las modificaciones del reglamento parecen así "claramente pensadas para superar dificultades del plan de Mestalla". Burriel denunció que "modificaciones a la carta" que suavizan anteriores exigencias, como es la posibilidad de que la reserva de vivienda protegida establecida en la LUV se pueda reducir por resolución del titular de Territorio. Además, se restringe la limitación de ocupar como máximo el 30% de parcelas en el litoral (hasta que se apruebe el Plan de Acción Territorial) sólo a nuevos PAI, y desaparece la opción de que los informes sobre recursos hídricos de las confederaciones sean favorables -la consejería no los considera vinculantes-. El dirigente socialista también criticó que "ya no se notificará a los propietarios la aprobación de los PAI", lo que implica "otra rebaja" en las exigencias de transparencia del proceso. Los plenos municipales tampoco estarán obligados a valorar las alternativas técnicas y económicas. De "muy grave" calificó Burriel el cambio que afecta al visado de proyectos de los colegios profesionales, que ya no deberán adjuntar el análisis sobre la legalidad, "que suponía como una primera inspección".

El reglamento elimina asimismo la incompatibilidad de que los redactores de planes generales puedan presentar PAI en el municipio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50