Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BNG y PSdeG exigen que el alcalde de Ourense explique las oposiciones

Numerosos familiares de cargos del PP lograron plaza de funcionario

La oposición en el Ayuntamiento de Ourense tilda de "auténtico escándalo" la relación de funcionarios aprobados con vinculación al PP en las últimas oposiciones. Nacionalistas y socialistas exigen una clarificación inmediata del proceso opositor por parte del alcalde. El portavoz del BNG y candidato a la alcaldía, Alexandre Sánchez Vidal, denuncia la "atípica" constitución de los tribunales examinadores.

La constitución del tribunal que decidió las nuevas plazas de funcionarios municipales no tiene "parangón en otra institución", según Sánchez Vidal. "De los cinco integrantes, tres eran políticos del PP, un funcionario nombrado a dedo, y un sindicalista más o menos afín". La socialista María Quintas advierte que el PP "ha hipotecado el futuro y las expectativas de los orensanos para favorecer a sus propios familiares sin el mínimo rubor".

En las oposiciones para obtener plaza de funcionario en el Ayuntamiento de Ourense "un tribunal integrado, entre otras personas, por el concejal de Personal (farmacéutico), el actual alcalde (electricista) y otros designados por ellos, decide sobre los conocimientos de arquitectos, ingenieros o jardineros". Una situación insólita, en opinión de Sánchez Vidal. "Hemos pedido hasta la saciedad desde el año 95" señala el portavoz nacionalista, "que los tribunales examinadores los integren técnicos independientes".

Vidal recuerda una de las contestaciones del concejal responsable de Personal y Régimen Interior, Francisco Javier Rodríguez Nóvoa: "Cuando le advertí que ellos no podían puntuar los exámenes de juristas, lingüistas y conserjes, me dijo que yo quizás no sabría gallego, pero que él sí, porque en su época se estudiaba ya en el bachillerato", señala el nacionalista.

Sánchez Vidal recuerda cómo Rodríguez Nóvoa reconoció también en sesión plenaria "que los contratos que no superan los seis meses de duración los decide él directamente".

Tanto el BNG como el PSdeG reclaman -el gobierno local quiere convocar con urgencia otras oposiciones antes de las elecciones del próximo 27 de mayo- que se presente acreditación de que las personas con familiares o intereses con alguno de los opositores no intervengan en los tribunales.

La concejala socialista María Quintas reclama explicaciones al alcalde. Quintas entiende que el PP está calcando en el Ayuntamiento "el modelo político asfixiante de la Diputación, donde mérito y capacidad son casualmente exclusivos de los familiares de dirigentes del PP".

Examen en un bolsillo

Los dos representantes de la oposición consideran que el PP apura los días, "de la misma forma que lo hizo la Xunta presidida por Fraga", conscientes de que "su etapa ha llegado a su fin, por lo que quieren dejarlo todo atado".

En cualquier caso, la política de contrataciones del gobierno local que denuncia la oposición no es de ahora. En la relación de aprobados de hace dos años "al menos un 20% de los contratos temporales fueron para interventores del PP", denuncia Vidal, que recuerda cómo el presidente del tribunal examinador "suele sacar las preguntas del examen de un bolsillo de su chaqueta: no hay la mínima garantía".

Fuentes municipales cuestionan asimismo el papel de algunos sindicatos municipales, que no han denunciado la evidencia, "a cuyos dirigentes se les ha subido el complemento específico de forma desorbitada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de abril de 2007