Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder popular no se pronuncia sobre la inscripción de presos y recuerda que tienen "libertad para votar"

Núñez Feijóo se mostró ayer ambiguo a la hora de enjuiciar el comportamiento de los alcaldes del PP de Outeiro de Rei (Lugo) y Cerdedo (Pontevedra). El primero ordenó empadronar a presos y ancianos y el segundo remitió instrucciones sobre cómo votar al PP desde la emigración e incluyó teléfonos del ayuntamiento para recabar más información.

En relación con el caso de Outeiro de Rei, Feijóo afirmó que el alcalde "da las explicaciones oportunas" (aseguró que sólo trataba de mejorar la financiación del ayuntamiento) y evitó expresamente mostrar su respaldo.

"Si es una decisión legal sí; si es una decisión ilegal no", aseguró. No obstante, el líder del PP subrayó que "los presos no tienen libertad de movimientos" pero sí "para votar. Por lo tanto, supongo que votarán a quien quieran. Pensar que todos los reclusos de una cárcel votan a un partido político es simplemente una broma".

Según Feijóo, este asunto obedece a una estrategia del PSOE para "ensuciar y enfangar la vida política" en la que también se están refiriendo al sueldo de Mariano Rajoy. "De la misma forma que el señor Rajoy supongo que ganará un 90% de lo que ganaba cuando estaba en el registro de la propiedad", explicó, "supongo también que los presos votarán en libertad porque es de las pocas libertades que les quedan".

Tampoco se pronunció con claridad el presidente popular sobre el alcalde de Cerdedo. "Si [la carta] está financiada con fondos del partido, nada que alegar", señaló antes de recordar que "en este momento, desde luego, no se puede pedir el voto". En su opinión, lo verdaderamente grave es pedir el voto con cargo al ayuntamiento, como "hacen los alcaldes socialistas", o lo que hizo el candidato del PSdeG a la alcaldía de Vila de Cruces, que según él "no solamente pedía el voto sino que además pagaba en función de los votos conseguidos por el Partido Socialista".

El PSdeG, concluyó, "debería abrir expediente disciplinario y echar del partido por ejemplo al alcalde de Caldas de Reis o al candidato de Vila de Cruces por utilización ilegal de fondos públicos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de abril de 2007