Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Atentado ecológico

Primero fue la tala de bosques en un espacio protegido para construir una urbanización en Navas del Marqués, Ávila; después la "ciudad del medio ambiente", otra urbanización en un espacio protegido de Soria, y ahora el mayor de los despropósitos: una macroestación de esquí, con sus hoteles, restaurantes, aparcamientos y carreteras, en el corazón de la montaña palentino-leonesa, en el parque natural de Fuentes Carrionas, último refugio del oso pardo en Europa, y donde también viven especies protegidas como el águila real, el alimoche, el buitre leonado, el urogallo, el pico real además de corzos, rebecos y lobos. Un conjunto de montañas de una riqueza biológica y una belleza sin igual en España que son el nuevo objetivo del desalmado negocio del ladrillo. Éste sería el acto de vandalismo ecológico más grave de nuestra comunidad y probablemente de nuestro país. ¿Para qué sirven los espacios protegidos y los parques naturales si cuando llega el jugoso beneficio rápido de la construcción se violan todas las protecciones? ¿Se ha molestado alguien en leer los estudios sobre nivología en la cordillera cantábrica? Los hay y el descenso de las precipitaciones de nieve es un hecho imparable. No puedo comprender cómo todo el mundo permanece pasivo cuando se propone arrebatarnos la verdadera fuente de riqueza a largo plazo de estas regiones. Castilla y León no es propiedad de la Junta y no puede seguir gestionándose como un coto privado vitalicio. ¿Es que nadie en este país piensa en un horizonte más allá de diez años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de abril de 2007