Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Gore analiza la amenaza climática en 'Tierra'

EL PAÍS publica mañana su nuevo suplemento mensual sobre medio ambiente

"El calentamiento global es la amenaza más grave a la que jamás se ha enfrentado la civilización". Así de rotundo se muestra Al Gore en una entrevista que se publica mañana, sábado, en el primer número de Tierra, el suplemento mensual de EL PAÍS dedicado al medio ambiente. El ex vicepresidente estadounidense reclama un tratado internacional "más fuerte que el de Kioto" y apuesta porque el nuevo presidente de EE UU será más sensible a este problema.

"No hay por qué elegir entre crecimiento y contaminación", añade Gore, autor del documental Una verdad incómoda, ganador de dos Oscar, y del libro del mismo título. En su opinión, sería un error que la humanidad trate de adaptarse a un clima diferente en vez de volcarse en frenar el cambio. Para ello, advierte, hay que tomar medidas ya. Y prevé que también China y EE UU entenderán que deben implicarse en una solución.

La entrevista con Al Gore es uno de los contenidos del primer número de Tierra, un mensual dedicado al cambio climático, la naturaleza y el estilo de vida sostenible que se entregará con EL PAÍS el tercer sábado de cada mes. Una apuesta que responde a la creciente preocupación de los ciudadanos por los problemas ambientales y al mayor interés por las actividades de ocio en el medio natural.

El suplemento descubre cómo muchos ciudadanos están cambiando sus hábitos para frenar, en su actividad cotidiana, las emisiones de CO2. Y visita algunos escenarios que en España ya están sufriendo las consecuencias de un clima más cálido y seco, como el parque nacional de Las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real. De las 200 hectáreas de lagunas en torno a las que giraba la vida del lugar sólo quedan 18.

Cuatro firmas del mundo de la literatura denuncian en Tierra el urbanismo agresivo que sufre la costa española. El Nobel José Saramago, Manuel Rivas, Carme Riera y Luis García Montero son los escritores que alzan su pluma contra la destrucción del litoral desde los cuatro extremos de la geografía española: Canarias, Galicia, Cataluña y Andalucía. Saramago admite que hay lugares de la costa de Lanzarote, la isla en que reside, que se niega a pisar. Y hace un llamamiento a "que no se ponga una piedra más [en la costa] sin preguntar por qué y cuáles serán sus consecuencias".

La fauna es protagonista también en Tierra. Un reportaje saca a la luz la cría de leones en cautividad en Suráfrica para ofrecerlos a cazadores, que los matan sin riesgo en recintos vallados, desde los 5.000 euros. Y una buena noticia: la recuperación del lince sigue dando pequeños pasos adelante.

El nuevo mensual de medio ambiente ofrecerá a sus lectores pistas para el disfrute de la naturaleza. El avistamiento de aves es una afición que levanta pasiones. Al parque nacional de Monfragüe, en Cáceres, acuden viajeros de todo el mundo armados con prismáticos. Es un lugar único para observar buitres negros, las águilas imperiales o cigüeñas negras.

La ecología doméstica, desde el reciclaje de residuos a la jardinería responsable, es otro de los contenidos del suplemento, que incluye un bazar de productos solidarios, las últimas novedades editoriales y una amplia agenda de actividades relacionadas con el medio ambiente. En el terreno de la ilustración, incorpora las firmas de Mikel Urmeneta, el creador de Kukuxumusu, para la sección Las dos caras de la Tierra, y la de Miguel Brieva, que publica el cómic Memorias de la Tierra.

Este suplemento de EL PAÍS nace abierto a sus lectores, que pueden enviar sus denuncias, sugerir ideas para la sostenibilidad, compartir espacios únicos o pedir respuestas a sus dudas. Para ellos está abierta la dirección de correo electrónico tierra.lectores@elpais.es

Tierra se suma a los mensuales Motor, que se publica con EL PAÍS el primer sábado de cada mes, y Salud, el segundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2007