El juicio contra Los Charlines acaba hoy con las escuchas policiales

El Tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia de Cádiz con sede en Algeciras declarará hoy visto para sentencia el juicio que, desde el pasado lunes, se celebra contra cuatro miembros del llamado clan de Los Charlines por un alijo de más de 1.300 kilogramos de hachís intervenido en el puerto algecireño. La droga viajaba oculta en un camión que fue interceptado en la aduana de dichas instalaciones el 20 de junio de 2000.

En la sesión de ayer, prestó declaración mediante videoconferencia y a petición de la defensa, Gonzalo E. de F., psicólogo de Erundino Canto, yerno del fallecido José Benito, Charlín. El psicólogo dijo que el imputado tenía una especial dependencia de su suegro, a quien no era capaz de negarle nada, tras ser expulsado por su padre de su casa a causa de la adicción a la cocaína que padecía. El psicólogo confirmó que Erundino Canto entró en tratamiento en 2001 y que en la actualidad está totalmente rehabilitado.

El Tribunal decidió aplazar la vista hasta esta mañana porque las escuchas telefónicas que servirán como prueba no concordaban con las transcripciones presentadas.

La defensa ha cuestionado estas grabaciones al considerar que la autorización de las escuchas telefónicas tuvo un "error de forma", ya que la intervención fue motivada por un caso de contrabando de tabaco y no de hachís. Los abogados de los acusados aducen que no se hace constar cuáles eran los indicios de delito.

Por otra parte, la Guardia Civil intervino el pasado martes más de una tonelada y media de hachís en una operación contra el narcotráfico desarrollada en la playa de Bolonia en Tarifa (Cádiz). Los agentes detectaron a los narcotraficantes cuando descargaban fardos. Los sospechosos, al detectar la presencia de la Guardia Civil, huyeron y dejaron la droga en la playa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS