Cartas al director
i

El asesor del presidente y los impuestos

La prensa ha recogido -y con toda la razón- la opinión del principal asesor económico del presidente del Gobierno, señor David Taguas, que ha dicho no comprender cómo existen el impuesto sobre el patrimonio y el de sucesiones. Bueno, pues lo que yo no entiendo, a lo mejor, es la existencia del patrimonio y de las sucesiones. ¿Por qué estamos tan convencidos de que una familia adulta y adinerada puede heredar un millón de euros o un grande de España tener 5.000 hectáreas? Creo que el impuesto sobre tales herencias o posesiones se debe justamente a que más de un legislador o político de izquierdas tampoco lo acabaron de entender y quisieron atemperar un derecho que les parecía excesivo y exigieron que una parte de su valor -al menos una parte- pasara a la sociedad por la vía de los tributos.

Lo que desde luego resulta incomprensible es que el asesor económico de un presidente socialista sea tan reaccionario. Es preocupante ver cómo entre la izquierda crece la idea -la fijación, más bien- de suprimir y reducir los impuestos. Los resultados -no hay más que ver las fotos del hospital Clínico de Madrid- están a la vista. ¿Menos impuestos para tener que pagar un hospital privado? ¡Pues menudo impuesto! ¿Tener que pagar un colegio privado para los hijos? ¡Pues menudo impuesto, también! Por no hablar de los peores impuestos de todos: las cucarachas en los hospitales, la suciedad en las calles, las inseguras carreteras comarcales... todo lo que requiere, justamente, más impuestos. Cuánta razón tenía Alfonso Guerra cuando dijo: "Lo que no entiendo es por qué cada vez que la izquierda gana unas elecciones, el ministro de Economía lo tiene que poner la derecha".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50