El presidente de la Diputación de Pontevedra tiene a parientes y amigos en la corporación

Rafael Louzán, presidente de la Diputación de Pontevedra, ha contratado a más de 40 vecinos de su pueblo natal, Ribadumia, para cubrir puestos de confianza u otras plazas de la corporación que preside. Los municipios de la comarca del Salnés han sido los más favorecidos por las contrataciones de Louzán. No en vano representan una de las principales canteras de votos del PP y en donde Louzán prevé una subida importante en las próximas elecciones, según indicó a este diario el propio presidente, que espera incluso obtener dos diputados más en la provincia.

Pero el pueblo natal del presidente pontevedrés, Ribadumia, es el caso más llamativo. Desde su nombramiento para el cargo, han entrado más de 40 vecinos en la Diputación, entre afiliados del partido y familiares, de los que, al menos 22 ya tienen su plaza fija y los demás están contratados. Además, entre las empresas filiales de la Diputación y en las contratas de obras temporales que hacen las empresas adjudicatarias hay más personas que trabajan recomendadas por el presidente.

Del PP de Ribadumia, candidatos en las pasadas elecciones, Louzán contrató a Salomé Peña, la actual alcaldesa, adscrita a la presidencia; la primera teniente de alcalde, Lidia Álvarez Ares, auxiliar administrativo; Manuel Mougán Rey, que ejerce como encargado de obras del Ayuntamiento y también está en la Diputación como operario especialista; Roberto Martínez Padín, contratado como delineante, y Rita Rodiño Martínez, que entró en 2006 como auxiliar de administración general.

Subvenciones

Pero, además de los candidatos, también están sus familiares. Por ejemplo, los hijos de Lidia Álvarez, Jorge Abuín y Pilar Abuín, así como el marido de ésta, José Manuel Gómez Collazo. Otra beneficiada es la gestora local del partido en Ribadumia. De sus 24 miembros, al menos 11 están contratados o tienen algún familiar en la Diputación.

También es de Ribadumia el jefe de gabinete de Louzán, Martín Serantes Álvarez, a la sazón presidente de la gestora local del partido que sustituyó a la alcaldesa en estas actividades desde marzo de 2006. Su familia recibió de la Xunta de Galicia, en 2004, una subvención de 135.000 euros para las instalaciones de la bodega Serantes Álvarez, SL.

De la familia de Louzán trabajan en la diputación dos hermanos de su mujer, José Manuel Cores Fernández, operario especialista conductor, junto a su hermano Juan Luis, que es oficial de instalaciones, y la mujer de uno de ellos. También Sonia Abal Chaves, con plaza de "oficial agrícolagandeiro", es prima de Louzán. El miércoles, el presidente tuvo que suspender de empleo y sueldo al primo de su mujer que él había contratado, Daniel Meaño Cores, tras ser detenido por un presunto delito relacionado con el tráfico de drogas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción