Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PALOMA RECIO | Empezó Filología a los 42

"Llevaba 23 años en un trabajo alienante"

Cuando tenía 17 años, después de terminar bachillerato, Paloma Recio se quedó embarazada. Por eso no pudo estudiar en aquel momento la carrera que siempre quiso, Filología Hispánica. Pero al final se matriculó, en 1999, con 42 años, cuando su hija ya "estaba independizada". Lo decidió un mes antes de la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años y se la preparó por su cuenta. Y aprobó.

"Llevaba 23 años trabajando en Renfe, en un trabajo alienante y con un sueldo de porquería", explica. Así que durante el segundo año de carrera se acogió a una baja voluntaria y se dedicó de lleno al estudio. Desde entonces, ha ido aprobando la carrera con notas sobresalientes y la ha terminado en los cuatro años establecidos. También ha tenido en ese tiempo distintos empleos relacionados con su nueva formación: profesora de español para extranjeros o, el último, dando clases de literatura en varios centros municipales de Madrid.

Paloma Recio también obtuvo una beca de posgrado mientras preparaba la tesina que leyó el pasado verano, en la que analizó la realidad y la ficción en tiempos de derrota a través de la obra Si te dicen que caí, de Juan Marsé. Ahora está concentrada en la tesina, en la que analizará el mismo tema a partir de las obras de Max Aub, Manuel Rivas y el propio Marsé.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 2007