Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP denunciará en el juzgado la concesión de 6 licencias en Viveiro

Los populares se erigen en "garantes de la legalidad urbanística"

El secretario general del PP gallego, Alfonso Rueda anunció ayer que su partido denunciará al alcalde socialista de Viveiro, Melchor Roel, por otorgar licencias para construir 200 viviendas contraviniendo los informes del arquitecto municipal. Rueda aseguró que el PP se ha erigido como "garante de la legalidad urbanística". La conselleira María José Caride replicó al PP que empiece por cumplir en los municipios donde gobierna.

Agobiada por los últimos escándalos urbanísticos que salpican a alcaldes y candidatos en las elecciones del 27 de mayo, la dirección del PP gallego decidió ayer contratacar anunciando una denuncia en el juzgado contra el alcalde socialista de Viveiro, Melchor Roel, por otorgar seis licencias para construir más de 200 viviendas utilizando la vía del silencio administrativo y con los informes técnicos en contra.

En la conferencia de prensa, el secretario general del PP gallego, Alfonso Rueda se hizo acompañar del ex alcalde y portavoz popular en Viveiro, el senador César Aja. Éste recordó que "todo eso se permitió en un ayuntamiento con el planeamiento suspendido y en contra del criterio del arquitecto municipal y de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Consellería de Cultura".

Aja, muy discutido en su etapa como alcalde por su gestión urbanística en el municipio lucense, adelantó que su partido acudirá a los tribunales para denunciar al alcalde y lamentó la inseguridad jurídica creada por el actual gobierno municipal fruto de sus "cesiones a los promotores inmobiliarios". El número dos del PP gallego, Alfonso Rueda, recordó que su partido envió hace semanas los expedientes de las supuestas licencias irregulares a la Dirección Xeral de Urbanismo y acusó a la conselleira de actuar contra los alcaldes del PP y mirar para otro lado cuando las denuncias afectan a regidores socialistas. "Sólo hay que ver la ofensiva de la consellería iniciada en Barreiros [donde gobierna el PP] y cómo ha dejado actuar en los municipios de Viveiro y de Foz", aseveró.

"Esto demuestra la hipocresía política de la conselleira de Política Territorial, hace tiempo que el urbanismo se le fue de las manos, queremos que haga su trabajo para que no recaiga sobre los grupos políticos", acusó Rueda, antes de asegurar que su partido se ha erigido "en garante de la legalidad urbanística" para contrarrestar la pasividad de la Xunta. La respuesta de María José Caride fue igualmente contundente. La titular de Política Territorial explicó que su departamento está analizando el caso de Viveiro y anunció que si se demuestra que los permisos son irregulares se le pedirá al ayuntamiento que anule sus acuerdos plenarios.

"Es la prueba de que esta consellería trabaja de forma objetiva y transparente, gobierne quien gobierne en los municipios", insistió. La conselleira lamentó que los populares estén "acostumbrados a otro tipo de prácticas" desde el poder e ironizó sobre "la fiebre" que le ha entrado a algunos dirigentes populares por vigilar la legalidad urbanística y les animó a denunciar las irregularidades en los numerosos municipios donde gobiernan.

"Una vuelta por Barreiros"

"Que sean responsables y miren hacía sí mismos, que vigilen en Salceda de Caselas, Cambados, Tomiño, Arteixo, Valdoviño, Ferrol o Ares y si no, que se den una vuelta por Barreiros, porque allí pueden hartarse de presentar denuncias, reclamó la conselleira. Caride recordó que la Xunta seguirá haciendo su trabajo en materia urbanística desde la independencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2007