Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta ocupará Cortegada ante el silencio de los propietarios

Cortegada, SA, la sociedad propietaria de la isla, no ha respondido ni a una de las notificaciones de intento de mutuo acuerdo que desde febrero le ha enviado la Dirección Xeral de Conservación da Natureza para negociar el precio de expropiación que una empresa privada estipuló en 678.403 euros.

Ante la callada por respuesta de los propietarios, será ahora el Jurado de Expropiación el que fije el justiprecio, entre la tasación oficial o la que aporten los socios de Cortegada, SA, de las 43,8 hectáreas de superficie afectadas por el expediente de expropiación forzosa que inició la Xunta en julio de 2006.

Medio Ambiente prevé la ocupación del archipiélago en mayo, cuando el tribunal se haya pronunciado, independientemente de las acciones judiciales que puedan emprender los propietarios. La venta de la isla de Sálvora hace escasos días podría abrir una nueva vía de motivaciones legales por parte de la empresa Cortegada para elevar el precio de expropiación fijado que sería prácticamente igual por el que fue vendida por Don Juan de Borbón en 1978. El último peritaje que aportó la empresa hace cinco años fue de 12.020.242 euros (2.000 millones de pesetas).

Integrado en el Parque Nacional de Illas Atlánticas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, la Xunta espera recibir el traspaso de competencias el próximo 1 de julio para incorporar este archipiélago a su parque natural, aunque éstas no se harían efectivas hasta finales de año, al cierre del ejercicio.

Plan de conservación

Con la ocupación en pocas semanas de Cortegada, la isla que el pueblo de Vilagarcía donó al rey Alfonso XIII en 1910, la Dirección General de Conservación da Natureza pretende acometer el plan de conservación de la vegetación autóctona, como el bosque de laurel de 2,5 hectáreas cuya formación data, probablemente, del Terciario, y eliminar las especies invasivas como eucaliptos o acacias. Un plan que pretende mantener el asentamiento más antiguo de la isla y construir un centro para visitantes.

La sociedad Cortegada ya se opuso frontalmente al plan de ordenación de la isla alegando su disconformidad tanto con las mediciones de la superficie hechas por los técnicos como con la valoración del suelo estimada por los peritos. Según aquel peritaje, hecho hace cinco años, el precio de Cortegada era de 2.776,675,92 euros (462 millones de pesetas). En Cortegada ya no es posible poner un solo ladrillo.

La Xunta prevé dotar a Cortegada de un servicio de transporte público y preservar su entorno con las mismas medidas que regulan el Parque Nacional das Illas Atlánticas, en cuanto se confirme el traspaso definitivo de la propiedad al patrimonio público. Con 147,2 hectáreas marítimas, es la más pequeña de las islas, siendo el archipiélago de Cíes el que cuenta con una mayor extensión, seguido de Ons y Sálvora

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2007