Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reputación de Guantánamo

El secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, reconoció ayer que los procesos contra presuntos terroristas en la base de Guantánamo no tenían ninguna credibilidad internacional a causa de las sospechas sobre los malos tratos que pueden haber sufrido los presos.

Gates prestó testimonio ante una subcomisión de la Cámara de Representantes, mientras tiene lugar en la base estadounidense en Cuba el primer proceso ante un tribunal de excepción, en el que el australiano David Hicks se ha declarado culpable.

El jefe del Pentágono indicó que algunos detenidos no deberían ser liberados nunca y sugirió que el Congreso estudie una nueva legislación para detenerlos indefinidamente. "Mi punto de vista personal es que, a causa de lo que ha ocurrido anteriormente en Guantánamo, su reputación está tocada", dijo Gates, quien afirmó que no importa la transparencia con que se lleven a cabo [los juicios], "porque no tendrán credibilidad ante la comunidad internacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de marzo de 2007