Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El cuerpo femenino y el paso del tiempo

El edificio Fórum acoge una exposición sobre los cambios que se producen en el cuerpo de una mujer durante su vida

La Fundación Santiago Dexeus, institución especializada en ginecología y obstetricia, ha organizado una exposición científica sobre el universo femenino en el marco de sus actividades de divulgación. Mujer. Un cuerpo, una vida muestra la evolución del cuerpo de la mujer a través de la infancia, la adolescencia, la plenitud y la menopausia y explica cómo ha cambiado el papel femenino a través del tiempo. "A través de la belleza y el arte, la exposición enmarca a la mujer desde que es embrión hasta la edad adulta lejos del tópico feminista y poniendo en evidencia el machismo", explica el doctor Santiago Dexeus, creador del proyecto.

La anfitriona de la exposición es Eva, una mujer virtual que representa a todas las mujeres y que cambia de apariencia a medida que crece. La función de Eva es acompañar al visitante a lo largo de las etapas de la exposición y explicar cómo se siente a lo largo de su vida. Así, el visitante la conoce siendo un bebé, en la etapa de la infancia, visita su habitación y entiende los cambios fisiológicos que empieza a sentir su cuerpo en la adolescencia, comparte sus sensaciones y sentimientos durante el embarazo y vive en primera persona cómo afronta la edad madura.

La exposición empieza con una pantalla que muestra fotografías de mujeres de distintas edades y culturas realizadas por el fotógrafo Leopoldo Pomés. A continuación, aparece la etapa de la infancia, ilustrada a través de paneles gráficos decorados con objetos del mundo infantil que explican la lactancia materna, la alimentación equilibrada de los más pequeños, la etapa escolar y la prevención de accidentes.

Para educar sobre el ciclo menstrual en la etapa de la adolescencia, los organizadores han contado con la artista Tamara Zaitseva, que ha creado Himno a la vida, una habitación de paredes rojas con una proyección de la luna en el centro. "El ciclo menstrual está asociado al ciclo lunar, a la naturaleza, al agua y a la fertilidad", explica Zaitseva. En el ámbito de la adolescencia también pueden encontrarse gráficos sobre la menstruación, las relaciones sexuales y los diferentes métodos anticonceptivos.

La etapa de la plenitud, a partir de los 18 años, muestra el proceso de fecundación a través de un túnel donde el visitante se encuentra rodeado de espermatozoides que corren en busca del óvulo. También se ha creado el Espacio Útero, una experiencia sensorial del arquitecto audiovisual Ramon Caus, que consiste en la reproducción de un útero materno. En el interior, el visitante puede sentir el calor, la humedad y los sonidos que el feto oye mientras se gesta en el viente de su madre.

La última etapa, la de la menopausia, rinde homenaje a las mujeres mayores, divulga hábitos saludables y recuerda la importancia de la prevención de enfermedades. También informa sobre la osteoporosis y los hábitos saludables del sueño o la alimentación. Incluye un apartado con imágenes de mujeres que han hecho historia como Teresa de Calcuta, Madame Curie, Isidora Duncan y Angela Merkel.

En el aspecto social, expone la evolución de la mujer desde la prehistoria hasta la Edad Media, la mujer de finales del siglo XIX hasta nuestros días y sus derechos después de la República. En el ámbito científico, crea un recorrido a través de un túnel que, de forma cronológica, explica el pasado, el presente y el futuro de la ginecología y la obstetricia.

"La clausura consiste en una pieza de la cineasta Isabel Coixet sobre cómo se ha considerado a la mujer en diferentes países del mundo a través de proverbios populares", explicó la comisaria, Isabel Cordero. "Esperamos que esta exposición sirva para que la mujer tenga más fuerza y seguridad. Queremos que llegue a las mujeres, pero también a los hombres, para inculcar respeto y sensibilidad", añadió Cordero.

La exposición abrirá las puertas al público del 30 de marzo al 22 de julio en el Edificio Fórum de Barcelona. El precio de la entrada es de cinco euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 2007