Los operadores de grúas amenazan con convocar nuevos paros en Semana Santa

Medio centenar de operadores de grúas vascos se concentraron durante la mañana de ayer junto al Puente de Euskalduna en Bilbao en protesta por el "incumplimiento" del pacto alcanzado con las compañías aseguradoras y clubes de asistencia en 2004, que puso fin a un mes de huelga. Se trata de la primera acción de protesta de las empresas de grúas de Euskadi, que tendrá continuidad en Semana Santa con la convocatoria de "paradas técnicas" que afectarán de manera selectiva a ciertas compañías de seguros si antes no se alcanza un acuerdo.

Fuentes de la Asociación Vasca de Asistencia en Carretera (Abeac) criticaron que "algunas compañías han reducido las tarifas o han modificado las condiciones contractuales, exigiendo mayores prestaciones", y eso va en contra del "espíritu de mejora" que puso fin a la huelga de 2004. Entonces más de 3.000 coches se quedaron tirados en las carreteras de Euskadi hasta que las aseguradoras aceptaron aumentar los pagos a las empresas. En enero de 2005, un nuevo paro dejó sin servicio durante un día las 350 grúas que operan en la comunidad autónoma, pero el conflicto se solucionó con un nuevo aumento en las tarifas.

La asociación critica además que el servicio se ha encarecido mucho desde que la Administración les obliga a llevar tacógrafos en los vehículos. "Antes una grúa podía estar trabajando 24 horas y ahora sólo ocho o nueve", explican dichas fuentes.

Los portavoces de Abeac creen que el consumidor debe saber que paga mucho dinero por un servicio de asistencia a una compañía y que luego ésta "puede no prestarlo o hacerlo con poca calidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50