Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El espíritu olímpico pervive en Montjuïc

Un total de 15 años después de la celebración de los Juegos Olímpicos, Barcelona inauguró ayer su Museo Olímpico y del Deporte, similar al de Lausana, ciudad sede del Comité Olímpico Internacional (COI). El proyecto era una vieja inspiración de la ciudad y de su impulsor, Juan Antonio Samarach, ex presidente del COI, y que goza de un espacio propio que muestra las 120 piezas que ha donado de su colección particular. El museo, con un coste de 4,2 millones de euros, está ubicado frente al estadio Lluís Companys. El precio de la entrada será de ocho euros.

El acto inaugural fue presidido por el rey Juan Carlos y la reina Sofía. El alcalde, Jordi Hereu, señaló que el museo "responde a la tradición y vocación deportiva de Barcelona". José Montilla, presidente de la Generalitat, hizo un guiño a Madrid 2016: "Esperemos que Madrid y Jaca estén en un futuro en el museo". Jacques Rogge, presidente del COI, se desmarcó de la propuesta que le presentó el consejero de la Vicepresidencia de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira, de organizar unos Juegos para países sin Estado en que pudiera competir Cataluña. "No es una responsabilidad del COI".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de marzo de 2007