Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Vaticano limita la censura al teólogo de la Liberación Jon Sobrino

La Congregación para la Doctrina de la Fe -el antiguo Santo Oficio- ha limitado su acción contra el teólogo Jon Sobrino a "advertir" de los errores de dos de sus obras. La posibilidad de mayores sanciones -prohibirle enseñar en instituciones católicas o retirar el nihil obstat (visto bueno eclesiástico) a sus obras- queda en manos de la iglesia de El Salvador, el país centroamericano donde Sobrino vive y ejerce desde 1954.

El rector de la Universidad Centroamericana (UCA) de El Salvador, el jesuita José María Tojeira, aseguró ayer a EL PAÍS, que "el padre Jon Sobrino es un hombre sereno, y así ha recibido la notificación". "Él nos ha comunicado que quiere aprovechar que no está dando clases en la UCA para reflexionar un poco más sobre este tema, y por ello, no está dando declaraciones ni teniendo reacciones públicas en este momento", dijo Tojeira.

"En segundo lugar, creo que es importante decir, que después de una serie de noticias previas que decían que se iba a condenar a Sobrino, en las que se daba la impresión que era la condena a una persona, la notificación del Vaticano dice con mucha claridad que hay en dos libros del padre Sobrino elementos que no concuerdan con la doctrina de la Iglesia".

"Tampoco es una condena a la Teología de la Liberación, como algunos han dicho. La Teología de la Liberación, como en todo pensamiento humano, puede tener errores, pero el Vaticano, aunque ha hecho críticas a este pensamiento, también ha sacado otros documentos en los que se rescatan sus valores", apuntó. "Los jesuitas recibimos la notificación con mucho respeto y un cierto alivio", agregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 2007