Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat proyecta una ley contra la homofobia para 2008

La norma será pedagógica, aunque podría incluir sanciones

El Departamento de Acción Social y Ciudadanía quiere aprobar en 2008 un proyecto de ley contra la homofobia que defienda los derechos de ciudadanía de gays, lesbianas y transexuales. Así consta en la agenda de la consejera Carme Capdevila, quien aseguró ayer en el Parlament que el texto está en una fase muy incipiente. La nueva ley quiere ser pedagógica, aunque podría incluir sanciones administrativas.

Entre junio de 2005 y julio de 2006, el Frente de Liberación Gay de Cataluña recibió 283 denuncias por agresiones y discriminaciones contra personas homosexuales, la mayoría de ellas ocurridas en la calle (75%), en los servicios públicos, en la Administración (13%) y en el ámbito laboral (10%), según datos de aquella organización.

"La homofobia es un tipo de violencia y tenemos que poner las herramientas para erradicarla", explicó ayer Carme Porta, secretaria de políticas familiares y derechos de ciudadanía del departamento. Porta aseguró que todavía es pronto para dar detalles, pero que esta ley podría incluir sanciones administrativas. También indicó que el proceso de debate para redactar el proyecto de ley no se iniciará hasta que se cree el Consejo de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales, de manera que el texto no entrará en el Parlament, como mínimo, hasta finales de 2008. Una ley contra la homofobia resultará pionera en España. "Tenemos ejemplos en América Latina", añadió Porta.

Antonio Guirado, secretaria general de la Federación de Asociaciones Coordinadora Gay-Lesbiana, se mostró satisfecho con la iniciativa. "La lucha contra la homofobia tiene que estar fundamentalmente en la pedagogía social más que en el castigo. Es necesario trabajar en la educación. Hay mucha homofobia difícilmente visible", según Guirado. Un ejemplo son las trabas que encuentran las parejas de homosexuales cuando acceden a determinadas residencias de ancianos, donde por creencias o por voluntad de la dirección son obligados a dormir separados.

La norma contra la homofobia forma parte de la larga lista de actuaciones que la consejera Capdevila tiene previstas para esta legislatura. Durante una hora y media, Capdevila compareció en sesión informativa y anunció, entre otros, un pacto nacional para la inmigración. Este pacto, explicó la titular de Acción Social, se centrará en cuatro "puntos en los que la sociedad tiene que lograr un consenso", como son la regulación de los flujos migratorios, el mercado de trabajo, el modelo de convivencia y el social.

Otras actuaciones que prevé impulsar el departamento que dirige Capdevila son la elaboración de un pacto para la emancipación juvenil y la revisión de los procesos de valoración de la idoneidad para la adopción.

Por su parte, Convergència i Unió (CiU) expresó su apoyo a Capdevila en el pacto para la inmigración. Sin embargo, el diputado de CiU Josep Lluís Cleries denunció la pérdida de competencias en ciudadanía del departamento de Capdevila. Cleries lamentó que Acción Social no se ocupe del voluntariado, ni de los casals de gente mayor ni de las ludotecas, ni de las oficinas de Bienestar y Familia, que ahora dependen de Gobernación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de marzo de 2007