Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP excarceló por enfermedad a 10 presos etarras con graves penas

El Gobierno de José María Aznar excarceló entre 1997 y 1999 a una decena de presos etarras, algunos con graves penas, por motivos de enfermedad y en aplicación del artículo 104.2 del Reglamento Penitenciario. Algunas de las excarcelaciones se produjeron en el periodo de tregua que ETA declaró en septiembre de 1998 y rompió en noviembre de 1999. Entre los etarras que lograron la libertad por decisión del Gobierno del PP están los que siguen:

Esteban Esteban Nieto. Detenido en 1987 y condenado a 3.150 años de cárcel por 21 asesinatos. Nieto participó en el atentado con coche bomba que mató a cinco guardias civiles en la confluencia de las calles de Príncipe de Vergara y Juan Bravo de Madrid; también intervino en el de la plaza de la República Dominicana de Madrid, que causó 12 muertos, todos guardias civiles; y en el asesinato del coronel Vicente Romero, el 12 de junio de 1985. Fue excarcelado por la Dirección General de Instituciones Penitenciarias el 7 de abril de 1999 porque padecía una enfermedad incurable. Falleció el 26 de septiembre de 1999.

Miguel Sarasqueta Zubiarrementeria. Condenado a 90 años de cárcel por el asesinato de tres policías disparándoles a corta distancia. Fue excarcelado tras sufrir un derrame cerebral.

Sabino Álava García. Condenado a 70 años de cárcel, salió en libertad tras cumplir 13 años en prisión. Explosionó un vehículo al paso de una dotación policial, hiriendo de gravedad a tres agentes y causando graves daños materiales. Intento secuestrar a José Gibert Azpiroz. Fue excarcelado por enfermedad.

Santiago Díez Uriarte. Colocó un artefacto explosivo bajo el asiento del vehículo particular de un policía, causándole graves lesiones. Fue condenado a 46 años de cárcel. Cuando llevaba cumplidos cuatro años y nueve meses quedó en libertad al sufrir una tumoración.

Patricio Goyeneche Tellechea. Condenado a 27 años de cárcel por colaboración con banda armada, depósito de armas y tenencia de explosivos. Salió en libertad tras cinco años en prisión al padecer una patología psiquiátrica.

Pedro María Guinea. Condenado a seis años de cárcel por colaboración con banda armada. Salió en libertad tras permanecer preso cuatro meses y medio por una patología cardiaca.

Julián López Rojas. Agredió junto a un grupo de radicales al ertzaina Ander Susaeta Zabala. Fue condenado a cinco años de cárcel. Salió de prisión el 27 de abril de 1997 cuando había cumplido tres años y nueve meses por un proceso tumoral (murió el 27 de octubre de 1997).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2007