Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del carguero holandés

Activados los dispositivos de seguridad en tierra

La Xunta activó en tierra dispositivos preventivos para intervenir ante cualquier incidencia en las operaciones para sofocar la descomposición de la carga y garantizar la seguridad de la población. Los controles de la calidad del aire se han reforzado, los servicios de Protección Civil están en prealerta, y los medios de los departamentos de Sanidade y Pesca están preparados para actuar si fuese necesario.

Ante las continuas críticas por la falta de información, el Ejecutivo gallego envió ayer a la Mariña lucense a los conselleiros de Presidencia y de Pesca para informar a alcaldes y pescadores de las medidas en marcha para solucionar en el mar, nunca en una ría o un puerto, insiste la Xunta, los problemas del carguero.

Las cofradías de la Mariña se declararon tranquilas dado que la zona donde está el problemático barco, acotada por un cordón de seguridad, está lo suficientemente lejos de la costa como para interferir en las actividades pesqueras de las flotas de bajura que faenan en las rías de O Barqueiro y Viveiro. Hubo, no obstante, alguna queja de pescadores por impedirles el paso al área donde se desarrollan las operaciones.

En cuanto a la calidad del aire, las unidades de medición de la contaminación atmosférica registran valores muy por debajo de los umbrales de alerta, destacó el Gobierno gallego. Estas estaciones, que miden la presencia de óxido de nitrógeno, monóxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono y ozono, recogen datos cada cinco minutos. Los partes están en la web http://medioambiente.xunta.es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de febrero de 2007