Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una técnica de imagen pionera ayuda a extirpar tumores de mama invisibles al ojo

El hospital Clínico de Barcelona es el primero del mundo en usarla en el quirófano

Operar un tumor de mama de sólo unos milímetros de tamaño es mucho más complicado que eliminar uno de cinco centímetros, que sí es visible a simple vista. ¿Cómo puede el cirujano extirpar correctamente el diminuto tumor, si no puede verlo ni palparlo con las manos?

Hasta ahora, los cirujanos operaban estos pequeños tumores no palpables "a oído", mediante un sensor que determinaba el tejido a eliminar. Se trata de la técnica Roll, que es la localización acústica del tejido canceroso mediante el empleo de trazadores radiactivos inyectados en la paciente y que se detecta desde el exterior con una sonda. Esta técnica se combina frecuentemente con la biopsia del ganglio centinela, para saber si el cáncer se ha extendido. Para ello se analizan los primeros ganglios por los que pasa el líquido linfático desde el tumor. Si el ganglio da negativo, el tumor se ha extirpado con éxito.

La gamma cámara ayuda a mejorar los márgenes libres de enfermedad

¿Y por qué no llevar al quirófano la captura de imágenes mediante rayos gamma, técnica ampliamente usada para estudiar enfermedades? El principal inconveniente era que uno de estos equipos ocupa una habitación. Pero a mediados de 2006, el hospital Clínico de Barcelona se convirtió en el primero del mundo en intervenir con éxito a pacientes con cáncer de mama mediante una gamma cámara portátil, de tecnología completamente española, que indica al cirujano en tiempo real y con gran precisión la zona del tejido mamario a extirpar. Desde entonces, ha operado a una veintena de pacientes "con muy buenos resultados", asegura Gabriel Zanón, jefe de la Unidad de Patología de la Mama.

Esta innovación, creada por la empresa valenciana Gem Imaging, funciona identificando el mismo trazador radiactivo inyectado en la técnica Roll. La diferencia es que presenta unos márgenes libres de enfermedad mayores en la primera intervención "y, probablemente, la cantidad de tejido glandular extraído será menor, con lo cual el resultado estético es superior", añade Zanón.

Además, con las técnicas convencionales, muchas de las pacientes con tumores no palpables deben someterse a los pocos días a una segunda intervención, porque es necesario ampliar los márgenes de tejido limpio. Según Gabriel Zanón, la idea es que la nueva técnica permita "extirpar completamente todas las células cancerosas en un solo acto médico".

Los especialistas aseguran que la gamma cámara se podrá utilizar en otras patologías como tumores de piel (para encontrar el ganglio centinela en el melanoma maligno) o en tumores ginecológicos (de endometrio o de cuello uterino).

Esta cámara, que se puede utilizar en combinación con la técnica Roll, también permite localizar durante la intervención el ganglio centinela de la mama. La técnica del ganglio centinela reduce la estancia hospitalaria y, sobre todo, la morbilidad en muchas de las pacientes, afirma Sergi Vidal-Sicart, del Servicio de Medicina Nuclear del hospital Clínico, que validó la cámara con 50 pacientes sin subirlos al quirófano.

En España mueren cada año 5.700 mujeres por cáncer de mama. El Clínic interviene unas 350 pacientes y la mitad son mujeres con tumores potencialmente no palpables, calcula Vidal-Sicart

. La mini cámara es del tamaño de un pequeño diccionario de bolsillo, se conecta a cualquier ordenador y facilita las imágenes de la lesión en una pantalla táctil, mientras un haz de luz proyectado sobre la mama indica el lugar de la incisión.

Coordinados por el equipo de Zenón, que ha creado el protocolo para utilizar el equipo, otros nueve hospitales españoles empezarán a trabajar de inmediato con está técnica de imagen: el hospital Virgen del Camino de Pamplona, el hospital Doctor Paset de Valencia, el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, el hospital Clínico de Valencia, el Instituto Valenciano de Oncología, el hospital Clínico San Carlos de Madrid, o la Clínica Universitaria de Navarra.

En los próximos meses entrarán en el proyecto otros centros sanitarios, afirma Gabriel González Pavón, director de Gem Imaging. Esta empresa ha creado el ingenio a partir del trabajo de investigadores del Instituto de Física Corpuscular de Valencia pertenecientes al Centro Superior de Investigaciones Científicas, que hace tres años fundaron la empresa.

La empresa ya ha recibido peticiones de centros como el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center-Hospital Sloan de Nueva York, del Anderson Cancer Center de Houston o del John Hopkins Hospital de Baltimore. "Antes hemos de extender el protocolo de uso de la cámara en España, mientras tramitamos la autorización de la Federal Drug Administration de Estados Unidos", dice González Pavón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 2007