Caprabo vuelve a ganar dinero tras vender sus híper y gasolineras

Caprabo, que en 2005 entró en números rojos tras empacharse comprando empresas de distribución,

levanta cabeza. El año pasado regresó a los beneficios y ganó 7,5 millones de euros, según informó ayer la compañía, inmersa en un plan estratégico para potenciar su competitividad.

La cadena de supermercados catalana no informó del impacto sobre su resultado de su nueva política de desinversiones en activos "no estratégicos". El año pasado, Caprabo vendió dos hipermercados por unos 50 millones y su red de gasolineras, por 32,3 millones. El beneficio extra por estas operaciones no llegó a contabilizarse, por tiempo, en el ejercicio 2005. Además, Caprabo ha cerrado o vendido 25 tiendas.

Además de las desinversiones, el grupo controlado por las familias catalanas Elías, Carbó y Botet -en cuyo accionariado permanece por ahora La Caixa y que suma 569 tiendas- atribuye su regreso a los beneficios a la reestructuración de su modelo de negocio, que se concentrará en Madrid, Cataluña, Navarra y Baleares, y a la renovación del modelo comercial, con una nueva generación de tiendas. Hay 15 nuevos establecimientos y se han transformado otros 44. La deuda se ha reducido a los 288,8 millones (557,4 en 2003).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS