Barcelona para las obras de un hotel tras un tercer desprendimiento

El Ayuntamiento de Barcelona decidió ayer la suspensión indefinida de las obras de reforma de un hotel situado en la calle de Roger de Llúria, el mismo inmueble que ocupa la guardería Niu. La orden de parar las obras se produjo tras la caída de cascotes sobre el patio de la escuela. El desprendimiento, el tercero en menos de 40 días, se produjo el pasado miércoles.

Es la tercera vez que se producen desprendimientos en este edificio situado en el número 21 de Roger de Llúria. El 8 de enero un trozo de madera se precipitó sobre la guardería y tres días después, fue una piedra la que cayó desde la obra. Tras los incidentes, el Ayuntamiento acordó la paralización de la obra hasta que la empresa encargada de la reforma presentase un nuevo plan de control de seguridad.

Los trabajos se habían reanudado el lunes, tras una primera suspensión a mediados de enero. Ya entonces se registraron desprendimientos los días 8 y 11. El Consistorio detectó un "plan de seguridad deficiente", según fuentes municipales y exigió su revisión antes de la reanudación de las obras. Assumpta Escarp, concejal del distrito, dijo que llevará el caso a la Fiscalía "si se detecta algo punible penalmente". La empresa achaca el percance a un error humano. El Partido Popular exigió ayer al Consistorio que tome medidas drásticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50