Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Guinea-Conakry decreta el estado de sitio

El presidente de la República de Guinea (Guinea-Conakry), Lansana Conté, decretó ayer el estado de sitio en el país, y ordenó al Ejército "tomar todas las disposiciones" para evitar "una guerra civil". Conté, que impuso el toque de queda, responde así al desafío de la oposición, que pide su dimisión en medio de una grave crisis desatada en enero y que se ha cobrado decenas de muertos. Los choques de los manifestantes con la policía causaron ayer 18 muertos en la capital, después de que decenas de miles de personas se lanzaran a las calles de Conakry, en el comienzo de una huelga general que exige la renuncia de Conté, de 72 años, que lleva en el poder desde 1984.

El descontento popular por la situación económica desencadenó la crisis que estalló en enero. Las protestas ese mes, que causaron 59 muertos, forzaron a Conté a aceptar la creación de la figura del primer ministro. Pero el presidente nombró a Eugene Camara, al que la oposición considera un títere. Los líderes sindicales afirman que el nombramiento viola un acuerdo para elegir un hombre de consenso, que puso fin a una huelga general de 18 días el mes pasado.

Conté anunció el estado de sitio, hasta el próximo 23, en un mensaje en la radio estatal. Esta situación implica, además de un estricto toque de queda de 20 horas al día, la prohibición de reuniones públicas. También permite a los militares detener a cualquiera al que se considere una amenaza para la seguridad del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de febrero de 2007