La fiscal del juicio por las viñetas de Mahoma pide el sobreseimiento

El proceso contra el semanario francés 'Charlie Hebdo' queda visto para sentencia

"No es la fe en el islam lo que estigmatizan las caricaturas, tampoco es un ataque a las convicciones religiosas". La fiscal del Tribunal Correccional de París, Anne de Fontette, pidió el sobreseimiento de la causa contra el director del semanario satírico Charlie Hebdo, acusado de "injurias públicas contra un grupo de personas en razón de su religión" por haber publicado las viñetas del profeta Mahoma.

Lo que expresan las caricaturas, añadió De Fontette, "es la denuncia del uso de la religión por terroristas que pretenden actuar en su nombre, en nombre del profeta". El Tribunal dictará sentencia el próximo 15 de marzo.

Más información

Durante el segundo día de la vista por la demanda presentada por la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia y la Gran Mezquita de París contra el director de Charlie Hebdo, Philippe Val, siguió el desfile de políticos y figuras de la vida pública en defensa de la libertad de expresión. Difícil parece que el Tribunal vaya a ilegalizar la blasfemia, después de la enorme muestra de apoyo a la defensa de la libertad de expresión, procedente de todos los campos políticos.

El Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), cuyos miembros habían amenazado el miércoles con presentar una dimisión colectiva por considerar "inaceptable" el apoyo prestado en el juicio por el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, a Charlie Hebdo, dio finalmente marcha atrás y emitió un comunicado en el que señalaba que Sarkozy había apoyado al semanario en su condición de candidato a la presidencia, pero no como titular de Interior.

Sin embargo, pese a que el caso no ha tenido el más mínimo impacto en la población musulmana de Francia, la más numerosa de Europa, pero muy secularizada y poco practicante, numerosos movimientos de tipo comunitarista, que defienden el derecho de los grupos étnicos, culturales o religiosos a imponer sus criterios a la sociedad en general, han aprovechado la ocasión para denunciar el "consenso racista" que existe en Francia respecto a estas minorías.

Al juicio acudió Lahj Thami Breze, presidente de la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia. Otro movimiento, el Movimiento de los Indígenas de la República emitió un comunicado en el que descalifica a las personalidades políticas y culturales que han testificado en favor del semanario: "toman como objetivo a los descendientes de los colonizados". Este grupo, próximo al pensador musulmán Tariq Ramadan, ironiza con que "estigmatizar a los negros o a los musulmanes no es realmente amoral, y aún menos un delito, ya que no son realmente franceses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de febrero de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50