Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia se apoyará en el tirón de Clickair para pugnar con Spanair por el control de la T-Sur

Las dos grandes alianzas aéreas tendrán un hangar en Barcelona, que dispondrá de cuatro

Las aerolíneas españolas han iniciado su particular campaña de seducción, a la espera de que el ente público Aena decida sobre el reparto de la futura Terminal Sur de El Prat. Después de que Spanair y la alianza Star Alliance desvelaran su proyecto para convertir Barcelona en una plataforma de vuelos internacionales, llega el turno de Iberia. El grupo presentará en breve la maqueta de su futuro hangar en El Prat, en el que invertirá 32 millones de euros, y confía en el inesperado acelerón del plan de negocio de su aerolínea de bajo coste Clickair para aumentar su peso global en el tráfico de Barcelona, al menos hasta un 60%. En total, El Prat contará con cuatro hangares. Además del de Iberia, Spanair tendrá el suyo.

Clickair estima que cerrará el año con más de cuatro millones de pasajeros

La Generalitat quiere una adjudicación "neutral" y un proceso "transparente".

MÁS INFORMACIÓN

Iberia, que ha apostado por Madrid como su gran centro de conexiones y rutas intercontinentales y que ha cedido parcialmente terreno en El Prat a su aerolínea de bajo coste Clickair, se presenta más que nunca como "un grupo". Un grupo en el que, además de la principal aerolínea española, figuran Air Nostrum y, sobre todo, Clickair, de la que Iberia controla una cuarta parte del capital.

En solitario, la supresión de rutas desde Barcelona, que Iberia se resiste a cuantificar, se ha dejado notar en su pérdida de peso en el aeropuerto de Barcelona. Según los datos difundidos por Aena hace un mes, correspondientes a 2006, Iberia se quedó con casi medio millón menos de pasajeros en El Prat, ya que transportó a 8,98 millones. Este tráfico representa cerca de un 30% del total de los pasajeros de Barcelona y un 48,3% de los 18,6 millones totales transportados por compañías de ámbito español (ver cuadro adjunto). Al cierre de 2006, los 198.890 pasajeros que viajaron con Clickair -ésta sólo opera desde el pasado 1 de octubre- y el millón que lo hizo con Air Nostrum elevaron ese porcentaje a un 54,8%.

Ahora, Iberia hace valer que su participada Clickair, la aerolínea de vuelos baratos que le sirve de principal baza para crecer en El Prat y en la que no descarta aumentar su participación más allá del 20% actual, va como un tiro. Fuentes de la compañía dan por hecho que los planes de crecimiento de Clickair permitirán desbaratar la idea de que "el grupo" Iberia recula en Barcelona, ya que quiere que su peso global en el tráfico de El Prat ronde el 60%, es decir, aumente en vez de retroceder.

En ese ansiado aumento -difícil de precisar en la medida en la que es imposible saber cuál será el comportamiento de las compañías competidoras, considerando en particular a Spanair y Vueling, ambas con agresivos planes de crecimiento en Barcelona- tiene mucho que ver el acelerón que está dando el plan de negocio de Clickair.

Fuentes de esta última aerolínea corroboran que el cumplimiento de su primer plan estratégico que lanzaron el año pasado va a culminar antes de lo previsto. A finales de este año, dos terceras partes del plan habrán quedado cubiertas, con lo que, en lugar de los 18 aviones que deberían entrar en servicio en 2007, lo harán 22 aeronaves. El próximo diciembre, Clickair habrá pasado de apenas 200.000 pasajeros a hacerse, siempre según sus estimaciones, con más de cuatro millones de viajeros.

Este acelerón se traduce en que, el próximo mes de abril, la compañía de bajo coste aumentará su número de vuelos diarios a 90, lo que supone cuadruplicar los de inicio en octubre pasado, que eran 22.

Una parte de los vuelos que opera Clickair son de código compartido con la propia Iberia, pero la compañía participada subraya que "cada vez hay un saldo mayor" -que no precisa- de vuelos que no toman el relevo a los que operaba antes la empresa matriz. Este acelerón, y en particular los más de cuatro millones de pasajeros que calcula que transportará este año, sirven a Clickair para defender su presencia en la futura Terminal Sur, cuya adjudicación se espera para esta primavera, concretamente en abril.

Tanto Clickair como Iberia han expresado a Aena su interés por tener presencia en la T-Sur. Iberia espera estar en la nueva terminal también con el puente aéreo, que pasa por ser la ruta más rentable de la línea aérea en El Prat. La gran incógnita, particularmente para Iberia, es hasta qué punto les va a afectar a ese negocio el tren de alta velocidad (AVE), que en principio debe llegar a Barcelona a finales de este año y que podría robar hasta dos millones de viajeros a la ruta entre Barcelona y Madrid.

Aena es el organismo al que corresponde la adjudicación de la ubicación de las aerolíneas en la Terminal Sur. El secretario de Movilidad, Manel Nadal, explicó ayer que el Ministerio de Fomento ha garantizado que el Gobierno catalán no sólo será consultado, como ha pedido públicamente, sobre este reparto -Spanair ha solicitado una ubicación preeminente para ella y sus socios de Star Alliance-, sino que podrá hablarse de una decisión "pactada" conjuntamente.

A este respecto, el secretario de Movilidad de la Generalitat aseguró que en la adjudicación la Generalitat será "neutral" y garantiza un proceso "transparente". "Queremos potenciar el aeropuerto sin privilegios", dijo.

Junto a la T-Sur la ampliación de El Prat incluye la construcción de cuatro hangares, con terrenos cedidos por Aena. Iberia presentará en pocas semanas la maqueta de su hangar, en el que invertirá cerca de 32 millones de euros, según fuentes de la compañía, que pagará un canon al Estado por su uso. Spanair tendrá el suyo, y la inversión, aún por precisar, podría rondar los 12 millones de euros. Pero habrá otros dos hangares. Cada uno de ellos podrá ser utilizado por aviones de las respectivas alianzas: Star Aliance en el caso de Spanair y One World en el caso de Iberia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de febrero de 2007