Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cambio de vallas para evitar los atropellos de linces

La Consejería de Obras Públicas sustituirá el actual vallado existente en la A-483, entre El Rocío y Matalascañas (Huelva), por otro diseñado especialmente para evitar que los linces ibéricos accedan a esta vía y puedan ser atropellados. La nueva valla tendrá tres metros de altura, con medio metro enterrado bajo el suelo y con esta iniciativa se pretende reducir una de las principales causas de mortalidad de esta especie, considerada el carnívoro más amenazado de la fauna europea, informó la consejería en un comunicado.

En las carreteras del entorno del parque de Doñana el riesgo de atropello de los linces es elevado al coincidir zonas forestales con tramos de carreteras de elevadas velocidades de circulación y con alto volumen de tráfico, sobre todo en los meses de verano.

Obras Públicas instalará, con un plazo de ejecución de tres meses, un total de 27 kilómetros de vallado. El cerramiento, cuyo presupuesto estimado será de 811.000 euros, permitirá el acceso a las fincas colindantes mediante cancelas. Esta medida irá acompañada de la construcción de nuevos pasos de fauna, que se sumarán a los tres que ya existen en la actualidad, para impedir la fragmentación de las poblaciones de linces ibéricos y de otras especies que puedan quedar separadas por la carretera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007